Compartir

Investigadores rusos anunciaron el hallazgo de huellas de grandes árboles, dentro del círculo ártico, donde predomina el hielo, demostrando que hace millones de años el clima permitía el desarrollo de bosques de árboles que pierden las hojas en invierno.

Huellas de grandes árboles en el ártico
Se aprecia la huella de la hoja en la roca.

Los fósiles se encontraron en la isla de Sardakh, en el delta del río Lena, incrustados en rocas del período neógeno, de entre 23 y 2.5 millones de años de antigüedad, informó el Instituto de Geofísica y Geología del Petróleo de la oficina local de la Academia de Ciencias de Rusia en la ciudad de Novosibirsk (INGG SO RAN, por sus siglas en ruso).

Huellas de grandes árboles en el ártico
Huella del fruto de un fruto de magnolio.
Huellas de grandes árboles en el ártico
Fruto de magnolio.

Irina Jázina, científica del instituto se refirió al descubrimiento diciendo que: “Nadie ha descubierto huellas de hojas de árboles de hoja caduca en esta región, es un hallazgo verdaderamente único”.

Las especies identificadas son las europeas plátano de sombra, haya, aliso, sauce y magnolio, por sus hojas e incluso un fruto de magnolio, árbol que nunca se había encontrado tan al norte, y que realmente impresionó a los exploradores.

Foto satelitál del Ártico.
Foto satelitál del Ártico.

“Las muestras únicas de flora de hoja caduca descubiertas por nuestros científicos cambiarán la percepción de los especialistas sobre el alcance de las variaciones climáticas en el pasado geológico. De hecho, el llamado calentamiento global de hoy es solo un episodio insignificante en la historia de la Tierra. Y el columpio climático se balanceó más en el pasado que hoy sin impacto tecnológico”, comentó Igor Yeltsov, director de la institución.

Para los científicos la perfecta conservación de las muestras es de gran ayuda para la pronta identificación de las especies de árboles que las generaron.

Es posible a simple vista discernir la forma de la hoja, sus bordes y venas.

“Para que la hoja deje su huella tan bien, debe quedar inmediatamente en condiciones especiales después de caer de un árbol”, dijo Olga Borisovna Kuzmina, especialista de ciencias geológicas y mineralógicas, dando como ejemplo un estanque en calma sin acceso a oxígeno.

Los investigadores proyectar continuar con sus estudios, para lo cual organizan nuevas expediciones.

José Ignacio Hermosa – BLes  

Un hallazgo único: Encuentran huellas de bosques de grandes árboles en el Ártico
Califique esta publicación

Compartir
Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds