Redacción BLes – Las nubes noctilucentes o nubes polares mesosféricas (PMC) pueden contribuir a alcanzar una mejor comprensión la turbulencia atmosférica, así como la de océanos y lagos, e incluso pueden mejorar los pronósticos meteorológicos, describió la NASA en un reciente estudio.

Esta capa delgada de nubes azules eléctricas hacen su aparición en las regiones polares durante el verano, a la puesta del sol. Los cristales de hielo formados por los restos de meteoritos que flotan en la cúspide de la atmósfera, dan como resultado las nubes noctilucentes, confiriéndoles su singular brillo y ondulación característicos.

Científicos de la NASA organizaron recientemente una misión de exploración llamada ‘PMC Turbo’ lanzando un globo sonda teledirigido con un lidar (radar láser) y varias cámaras a bordo hasta la altura de la mesosfera (una franja entre los 50 y 80 kilómetros sobre la superficie terrestre), para filmar de cerca el fenómeno.

Las cámaras han captado a su paso por el Ártico (desde su despegue en Esrange, Suecia, hasta su aterrizaje al oeste de Nunavut, Canadá) 6 millones de imágenes de alta resolución que ocupan unos 120 terabytes de almacenamiento de datos.

Nubes Polares Mesosféricas (PMC) / NASA

Los expertos ya se encuentran revisando el gigantesco banco de imágenes recabado. “Nuestras cámaras probablemente fueron capaces de captar algunos eventos realmente interesantes y esperamos que nos proporcionen nuevas percepciones de estas complejas dinámicas”, expresó con emoción Dave Fritts, investigador principal de la misión PMC Turbo en Global Atmospheric Technologies and Sciences en Boulder, Colorado.

Primeras conclusiones

Las primeras conclusiones no se han hecho esperar, y los investigadores afirman que la misión ‘PMC Turbo’ está contribuyendo a mejorar el conocimiento sobre el movimiento desordenado derivado de las trayectorias sinuosas y torbellinos que se forman no solo en las distintas capas de la atmósfera sino en todos los fluidos moleculares, incluyendo océanos y lagos.

En última instancia, los estudiosos prevén que las conclusiones incluso podrían contribuir a mejorar la eficacia de los pronósticos del tiempo. 

Los claros patrones luminiscentes, que se ven dibujados en las PMC, ya han permitido a los observadores de la agencia espacial estudiar lo que se conoce como ondas de gravedad atmosféricas, las cuales se forman como respuesta a las elevaciones de masas de aire, forzadas por regiones montañosas u otras causas.

“Esta es la primera vez que hemos podido visualizar el flujo de energía de ondas gravitacionales más grandes a inestabilidades de flujo más pequeñas y turbulencia en la atmósfera superior”, aseveró Fritts. “A estas altitudes se pueden ver literalmente las ondas de la gravedad rompiendo —como las olas del océano en la playa— y cayendo en cascada a la zona de turbulencia”.

“A partir de las medidas del lidar, podemos inferir la estructura vertical de las ondas, proporcionando así datos importantes que no habrían estado disponibles sólo en el experimento de imágenes”, agregó Bernd Kaifler, científico aerospacial alemán encargado del radar láser del globo.

videoPlayerId=81d4a9341

Ad will display in 09 seconds

Las nubes noctilucentes podrían revelar secretos de la atmósfera y los océanos
5 (100%) 1 voto
Categorías: Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds