Redacción BLes – El controvertido autor británico Michael Tellinger asegura que existen más de 10 millones de círculos de piedra diseminados en grupos por Sudáfrica, Zimbabwe, Botswana y otros países vecinos cuyas estructuras cumplen un propósito inimaginable.

El estudioso afirma con rotundidad que estos monumentos ancestrales dispersos por toda la región sur de África, que han hipnotizado a los exploradores durante siglos, no son construcciones que se destinaran a viviendas para seres humanos ni a refugios para sus animales.

Sus diseños originales datan de hace 300.000 años y ni siquiera incluían puertas o ventanas. Solo en los tiempos recientes se han visto adaptados por algunas tribus y otros ocupantes, aclara el británico quien afirma que “el área de Waterval Boven es la verdadera cuna de la humanidad”.

Círculos de piedra en Sudáfrica / Imagen de archivo

Estas complejas construcciones formadas de hiladas de piedras de distintos tamaños y órdenes de colocación se encuentran, según Tellinger, cerca de minas de oro sepultadas hoy día por las actividades de la minería moderna o por la sedimentación.

El rompecabezas resuelto

El investigador indica en sus escritos que algunas de las misteriosas herramientas en forma de cono y de anillo halladas cerca de las estructuras circulares sudafricanas completan el rompecabezas que apuntan al uso de una tecnología basada en el uso avanzado de las técnicas de resonancia, conocida en la actualidad como SASER.

Esas herramientas, que Tellinger denomina “piedras sagradas”, son vórtices generadores de energías muy poderosas capaces de emitir más de 2.500 decibelios de sonido. Cabe destacar que una señal acústica de alrededor de 200 decibelios puede llegar a causar la muerte a un ser humano.

Las “piedras sagradas” / Fuente: Michael Tellinger

A través de una simulación, el explorador dedujo que las propiedades acústicas de las piedras especiales (fonolitas) que forman las construcciones circulares podrían generar a través del sonido campos magnéticos de hasta 300 gigahertzios, que podían haber sido usados para escanear y analizar mediante resonancias el subsuelo en busca de oro, a la vez que facilitar la perforación de la corteza terrestre.

Si todo esto se comprobara como cierto aún quedaría una pregunta por resolver. ¿Para qué el hombre necesitaría oro hace cientos de miles de años? 

Tellinger considera todos estos monumentos y minas antiguas como reliquias de una tecnología alienígena extinta que poseía conocimientos extraordinariamente avanzados: los míticos Anunnaki quienes, según algunos teóricos, esclavizaron a la humanidad primitiva en tiempos remotos para obligarlos a extraer grandes cantidades del preciado metal.

Increíbles hallazgos arqueológicos que datan de miles o millones de años harían reescribir todos los libros de texto ya estos hacen suponer que antes de la nuestra existieron varios períodos de civilizaciones que sufrieron golpes destructivos, también conocidas como civilizaciones prehistóricas. Según esta hipótesis, este hallazgo bien podría ser producto de una cultura o civilización anterior, con una tecnología y conocimiento de avanzada.

Hallan millones de círculos de piedra en Sudáfrica: ¿Minas de oro de 200.000 años de antigüedad?
5 (100%) 2 votos
Categorías: Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds