Durante cientos de años se ha debatido sobre la presencia de agua en Marte, y las primeras imágenes obtenidas por los telescopios se interpretaron con capas de hielo, y canales naturales o artificiales.

Con el amarizaje del Mariner 4 en 1965 se inició la exploración directa, y desde entonces no ha cesado; pero son los datos del Curiosity Rover lo que han llevado a los científicos a afirmar sobre la existencia del precioso líquido en el planeta rojo, según publicación de EurekaAlert, del 3 de noviembre.

El rover Curiosity aportó la información.

El artículo de la Sociedad Geológica de América, relata que de un tramo de 400 metros de roca sedimentaria analizada por el robot que envía los datos desde Marte, se puede concluir la existencia de agua, en el pasado del planeta.

La fisiografía del cráter Gale se muestra en un mapa HiRISE.
Cráter de Gale en Marte.

“En mi opinión, la deposición de todos estos paquetes involucra agua”, al decir de Ezat Heydari geólogo de la Universidad Estatal de Jackson en Jackson, Mississippi, sobre los rastros dejados en las rocas que podrían tener entre 3.7 y 4.1 mil millones de años.

Por otro lado, un conglomerado de partículas de hasta 20 centímetros de tamaño, y la distribución en el terreno de otros elementos se consideró evidencia de que fueron ubicados de esa manera por efectos del agua al moverlos.

Este conglomerado tiene granos de hasta 10 centímetros de diámetro y algunos están bien redondeados. Los granos también forman parte de un lecho cruzado de 2 metros de altura.

Más aún, de acuerdo con las imágenes enviadas por el Rover, se llegó a la conclusión de que las crestas mostradas en el perfil topográfico lo corroboraban.

“Estas crestas son asimétricas”, dice Heydari. “En otras palabras, estaban formadas por una corriente direccional”, según el mismo medio.

Las deducciones hechas se deben, en principio, a las similitudes presentadas con los denominados Channelized Scablands de Washington, por lo que se dijo que las crestas de Marte se debieron a inundaciones a gran escala.

Channeled Scanblands.

“Esa es una de las razones por las que digo que estos depósitos están relacionados con las inundaciones, en lugar de ser un río enclenque”, dijo el investigador, quien argumentó que las corrientes de agua deberían haber sido de unos 10 a 20 metros de profundidad.

Los resultados serán presentados por el equipo de investigadores al que pertenece Heydari, en la reunión anual de la Geological Society of America en Indianápolis, Indiana.

José Ignacio Hermosa – BLes

Evidencia de inundaciones gigantescas indica que hubo mucha agua en Marte
Califique esta publicación
Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds