Redacción BLes – Un grupo de científicos publicó ayer en la revista Nature el descubrimiento de una lasca de piedra con un dibujo de un patrón realizado con ocre hace 73.000 años en una cueva en Sudáfrica, convirtiéndose así en el más antiguo del mundo.

Los arqueólogos, dirigidos por Christopher Henshilwood y Francesco d’Errico de la Universidad de Bergen en Noruega, encontraron un patrón de sombreado cruzado dibujado con un lápiz de color ocre en una escama de silicio.

El dibujo se realizó durante la Edad Media o Mesolítico de la Edad de Piedra, hace aproximadamente 73.000 años, en la cueva de Blombos, Sudáfrica.

Interior de la cueva de Blombos. Credit: Magnus Haaland
Interior de la cueva de Blombos. Crédito: Magnus Haaland

El dibujo encontrado consiste en tres líneas entrecruzadas con otras seis en un patrón en forma de cruz.

Los científicos desconocen qué significa el dibujo, pero están seguros de que se hizo de manera intencional. 

“Nuestros análisis microscópicos y químicos del patrón confirman que el pigmento ocre rojo se aplicó intencionalmente a la escama con un crayón ocre”, revelan los arqueólogos en el estudio.

“El objeto proviene de un nivel asociado con las herramientas de piedra del complejo tecno de Still Bay que ha proporcionado previamente cuentas de concha, grabados en cruz sobre piezas de ocre y una variedad de tecnologías innovadoras”, detallaron.

Las  nueve líneas encontradas en la escama de piedra y una recreación de cómo debió ser la continuación del dibujo completo. Imagen: C. S. Henshilwood et al., 2018/Nature
Las nueve líneas encontradas en la escama de piedra y una recreación de cómo debió ser la continuación del dibujo completo. Imagen: C. S. Henshilwood et al., 2018/Nature

Los arqueólogos reprodujeron el dibujo usando los mismos materiales y métodos para determinar exactamente cuántos trazos fueron necesarios para cada línea, si solo uno o más de uno. Este experimento tuvo el objetivo de demostrar la intencionalidad de los autores del patrón y que efectivamente estamos ante un dibujo intencional. 

Otra evidencia de que nos encontramos ante un dibujo es el uso que se hace del ocre y la poca cantidad del mismo encontrada sobre la lasca de piedra. En el Mesolítico de la Edad de Piedra el ocre se usaba como ingrediente en amalgamas, para lo que era necesario emplear mucha más cantidad que la encontrada en la escama. Esto vuelve a confirmar que es un dibujo que alguien hace 73.000 años quiso hacer sobre una lasca se silicio. 

La L13, nombre que los arqueólogos dan al artefacto, es muy pequeña, mide 38,6 milímetros de ancho y 15,4 milímetros de alto y las líneas se cortan abruptamente, lo que hace pensar que el dibujo seguramente se había trazado sobre una superfície más grande y que “el patrón fue probablemente más complejo y estructurado en su totalidad que en esta forma truncada”, escriben los investigadores en el estudio.

Escama de silicio con dibujo de ocre  encontrada en la cueva de  Blombos
Escama de silicio con dibujo de ocre se encontró en una capa de sedimento fechado en 73.000 años en la cueva de Blombos

¿Quién hizo este dibujo?

La fabricación de símbolos abstractos o geométricos generalmente se interpreta como indicativa de la cognición y el comportamiento modernos.

Sin embargo, el descubrimiento de este dibujo en Sudáfrica y su antigüedad vienen a contradecir esta creencia y no es el único hallazgo que plantea un misterio para los arqueólogos. 

En el sitio arqueológico Trinil, situado en la isla de Java, se encontraron en 2015 conchas con grabados en forma de zig zag considerablemente más antiguos que los encontrados hasta la fecha, de hace 540.000 años. 

Patrón geométrico en la concha del Pseudodon
Patrón geométrico en la concha del Pseudodon en 2015 en Trinil, Java.

De hecho, los grabados abstractos son en realidad bastante comunes en el registro arqueológico, con otros ejemplos como un hueso grabado de 370.000 años de Bilzingsleben, Alemania, y marcas en un cráneo de 90,000 años encontrado en la cueva de Qafzeh en Israel, entre otros.

Hueso de elefante grabado  descubierto en Bilzingsleben
Hueso de elefante grabado descubierto en Bilzingsleben

De hecho, la propia Cueva de Blombos ha producido grabados más antiguos que este dibujo, a saber, un trozo grabado de ocre datando entre 100.000 a 73.000 años atrás, hallazgo realizado por el mismo arqueólogo, Henshilwood, en 2009. 

“Aquí reportamos trece piezas adicionales de ocre cincelado recuperadas de los niveles de 75.000-100.000 años de antigüedad en la Cueva de Blombos. Estos hallazgos, junto con otros objetos grabados de otros sitios del sur de África, sugieren que la intención simbólica y la tradición estaban presentes en esta región en una fecha más temprana de lo que se pensaba”, concluyó Henshilwood en 2009.

Estas incisiones fueron realizadas al menos hace 77.000 años, según Henshilwood
Estas incisiones fueron realizadas al menos hace 77.000 años, según Henshilwood
El conjunto de herramientas intactas y los ingredientes encontrados en el taller fue un hallazgo poco común que sugiere un cierto grado de planificación y un conocimiento básico de la química.
El conjunto de herramientas intactas y los ingredientes encontrados en el taller fue un hallazgo poco común que sugiere un cierto grado de planificación y un conocimiento básico de la química.

Paul Bahn, autor de Archaeology: The Essential Guide to Our Human Past , dijo que “el ‘arte’ o la creación de imágenes o marcas, es mucho más antiguo de lo que se pensaba tradicionalmente”.

“Estamos viviendo un momento muy emocionante cuando nuevos descubrimientos como este están cambiando nuestra visión de las capacidades de nuestros antepasados​​”, afirmó Bahn.

¿Otra civilización anterior?

En el Museo Científico Javier Cabrera ubicado en la provincia de Ica, Perú, se encuentran 11.000 misteriosas piedras que datan, según las investigaciones, de hace aproximadamente más de 99.000 años. Estos hallazgos revelan pasajes y vivencias de una civilización que podría ser, según las pruebas del carbono 14 realizadas por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de España, prehistórica.

Entre las miles de piezas se encuentra una piedra de aspecto muy curioso la cual tiene tallado a un hombre observando los astros mediante un telescopio.

Siempre hemos creído que fue Galileo el inventor del telescopio, apenas 300 años atrás, pero ¿quién inventó este telescopio hace miles de años?

 

Hace cuarenta y cinco años, una compañía minera de Francia importó mineral de uranio de Oklo en la República de Gabón. Sin embargo, había un gran problema con el mineral: el contenido de uranio del mineral ya había sido extraído de alguna manera. Cuando debería haber contenido 0,7 por ciento de uranio-235, el mineral solo tenía 0,3 por ciento.

Este descubrimiento conmocionó a la comunidad científica internacional. Científicos provenientes de todo el mundo se reunieron allí para examinar el fenómeno y su conclusión fue simplemente asombrosa: la mina de uranio era en realidad un tipo de reactor nuclear muy avanzado, algo mucho más allá de lo que puede producir la tecnología nuclear actual.

MIna de uranio de Gabón
Mina de uranio de Gabón

Aún más sorprendente, se determinó que el reactor nuclear tenía 1.800 millones de años y aparentemente había estado en acción durante medio millón de años.

Según informa NTD.TV, Francis Perrin, físico francés, junto con otros científicos, llegó a la conclusión de que las muestras de uranio del sitio Oklo tenían el mismo nivel de isótopos que el encontrado en los desechos nucleares de las centrales nucleares de hoy en día.

Muchos científicos etiquetaron en fenómeno como “natural” mientras que otros consideraron que no era posible que se hubiera dado esta configuración de manera natural y que, por tanto, debió haber sido hecha por la mano del hombre. Estos hallazgos fueron discutidos en la Conferencia de la Agencia de Energía Atómica.

Un famoso científico, el Dr. Glen Seaborg, ganador del Premio Nobel y ex jefe de la Comisión de Energía Atómica de EE. UU., expresó sus reservas sobre el hecho de que el sitio “se produce de manera natural”.

Si esto es así, significaría que había una civilización humana muy avanzada en la Tierra hace casi 2.000 millones de años.

Los hallazgos arqueológicos están constantemente desafiando lo que creíamos saber sobre nuestro pasado desde la perspectiva del evolucionismo. Evidentemente, todavía estamos descubriendo nuestra historia. 

Encuentran el dibujo más antiguo del mundo en una cueva de Sudáfrica
5 (100%) 1 voto
Categorías: Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds