Compartir

Las geólogas Michele Cooke y Jennifer Beyer descubrieron un movimiento de la tierra, de ‘Arrastre profundo’, donde se hallan las fallas de San Jacinto y de San Andrés, en California, Estados Unidos, que no coincide con lo esperado, creando nuevas expectativas a los científicos.

Las especialistas analizaron miles de movimientos telúricos ocurridos en el área durante los últimos 40 años y encontraron que el 30 por ciento de ellos muestra un patrón diferente al habitual.

Este tipo de movimientos se llama de ‘arrastre profundo’ y se registraría a 10 kilómetros de profundidad.

La Universidad de Massachusetts divulgó la información el martes, con base en el artículo publicado en AGU100, una revista especializada en ciencias de la Tierra y el espacio.

Gráfico de las fallas de San Jacinto y San Andrés, debajo de California, las estrellas rojas señalan el sentido de los movimientos recién descubiertos, el de las verdes el movimiento horizontal conocido.

El descubrimiento obligaría a revaluar con mayor detenimiento las cargas de la falla y el riesgo de ruptura sísmica en la región.

“Estos pequeños terremotos son un conjunto de datos realmente rico con el que trabajar, y si prestamos más atención que en el pasado a los detalles que nos están diciendo, podemos aprender más sobre el comportamiento activo de las fallas que nos ayudarán a entender mejor la carga que conduce a grandes terremotos dañinos”, cita de las autoras Geology page.

Este 30 por ciento de temblores de tierra registrados bajo la falla de San Jacinto tienen una dirección vertical, a diferencia de la mayoría que se mueven horizontalmente.

La falla de San Andrés.

Así las cosas, como la totalidad de los terremotos se usaron para los análisis de las cargas de la falla, ese panorama ha de ser recalculado, dado que el 30 por ciento de ellos trabajó de diferente manera, distorsionando así los análisis previos.

Si bien las estaciones de GPS (Sistema de Posicionamiento Global) son utilizadas para determinar la presencia de deslizamientos, las fallas de San Andrés y San Jacinto se hallan tan cercanas que el GPS no alcanza a establecer si se presentan desplazamientos o no.

“No queremos esperar a que las fallas se muevan en un terremoto perjudicial, queremos aprovechar todos los pequeños terremotos que ocurren todo el tiempo para entender cómo se cargan el San Andrés y San Jacinto“, anotan las científicas de acuerdo con lo citado por Geology page.

videoPlayerId=

A la falla de San Andrés, principalmente, se atribuyen los grandes terremotos que han asolado a California, causando muertes y destrucción en el siglo pasado.

Para muchas personas esta falla y el hecho de que haga parte del Gran Anillo de Fuego, que vincula a una gran cantidad de volcanes activos alrededor de la cuenca del Océano Pacífico, pronostican un próximo gran terremoto en esa área. 

José Ignacio Hermosa – BLes

Desconcierto ante anomalías telúricas bajo la falla de California
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds