Anastasia Gubin – La Gran Época. La diseñadora Romy McCloskey compartió algunas imágenes impactantes sobre una cirugía que hizo para reparar las alas rotas de una mariposa. Como resultado una hermosa monarca pudo volar por primera vez y salir libre a polinizar los jardines.

Ella tiene una razón muy particular para ocuparse de esta apreciada especie cunado necesitan ayuda. Su madre, antes de morir de cáncer hace unos años, le dijo algo sorprendente que nunca olvidaría.

Mariposa monarca

“Ella me dijo, ‘Romy, no te preocupes. Cada vez que veas mariposas, solo sé que me estoy comunicando contigo para decirte que estoy bien y que te amo“, relató la joven el 11 de enero al medio The Dodo.

Desde su muerte, explica la joven, cada vez que encuentra orugas en su jardín, las lleva adentro de su casa para que crezcan resguardadas y puedan hacer su metamorfosis a salvo de los depredadores.

Después que había criado de esta manera docenas de mariposas, una salió de su capullo con una ala rota. Nunca podría volar.

Foto: Mariposa monarca con alas dañadas lista para la ciirugía (Romy McCloskey)

“Las alas superior e inferior de esta mariposa en un lado habían salido desgarradas. Aunque por lo demás estaba sana”, explicó.

“No la podía dejar”, dijo Romy. “Pensé en mantenerla dentro y alimentarla hasta que muriera”.

Esta fue su idea hasta que un amigo le envió una guía para reparar alas de mariposa.

Foto: Mariposa monarca se prepara para la cirugía Todos los elementos en la mesa (Romy McClosey)

Para realizar la tarea utilizó “una toalla, colgador de alambre, cemento de contacto, palillo de dientes, bastoncillos de algodón, tijeras, pinzas y polvos de talco”.

Foto: Romy corta la parte deñada de las alas ( Romy McClosket)

Luego de tomar un ala de otra mariposa que ya había muerto, sujetó suavemente a su paciente, le cortó la parte dañada, y le pegó la otra. Quedó como nueva.

Foto: Mariposa monarca con las alas reparadas casi no se nota (Romy McCloskey)

Romy se aseguró de que el pegamento quedara sólido, así que esperó un día. Mientras tanto la mariposa fue alimentada con una buena dosis de néctar.

El momento tan esperado llegó luego del prolongado reposo postoperatorio. La mariposa voló por primera vez.

Foto: Mariposa monarca con las alas reparadas casi no se nota (Romy McCloskey)

“Estaba nerviosa por ella, pero la alenté como a un hijo al aprender a andar en bicicleta“, dijo Romy. “Me sorprendió y me alivió verla hacer su primera vuelta por el jardín”.

Foto: Mariposa monarca Justo cuando quería alcanzarla salió volando a su nueva vida (Romy McCloskey)

“Cuando aterrizó pensé que tendría que llevarla de vuelta a casa”, dijo Romy. “Pero justo cuando estaba a punto de alcanzarla, se fue y siguió adelante. Me sentí realmente feliz. Y feliz no lo describe de manera adecuada. No tengo otras palabras. Estaba orgullosa de ella”.

Foto: Romy McCloskey de Faden Desings Studios
Foto: Diseños Faden

En medio de su trabajo de diseño de bordado y modas, las mariposas forman ya parte de la vida diaria de Romy, Ella siente que hacen algo maravilloso al polinizar su jardín. A cambio, les presta su ayuda.

Foto: Orugas y capullos de mariposas monarca en casa (Romy McCloskey)

“Con cada lanzamiento, les digo que las amo y les deseo suerte en su viaje“, dijo Romy.a The Dodo. “Verlas crecer y transformarse frente a tus ojos es bastante increíble”.

A través de La Gran Época.

Share
Categorías:Ciencia

Video