Quinientos científicos desaprueban la teoría de Darwin sobre la evolución, puesto que dudan de la capacidad de la selección natural para crear sistemas biológicos complejos, tal como lo sostienen en el artículo “Una disidencia científica del darwinismo”.

Uno de los científicos es Chris Williams, un bioquímico de la Universidad Estatal de Ohio.

“Pocas personas fuera de la genética o la bioquímica se dan cuenta de que los evolucionistas todavía no pueden proporcionar detalles sustanciales sobre el origen de la vida, y particularmente el origen de la información genética en el primer organismo auto-replicante”, afirma Williams de acuerdo con el medio alternativo Your News Wire del 5 de agosto.

El biólogo también argumenta que para los evolucionistas el origen de la vida –el fundamento de la evolución- se compone en la práctica de especulaciones y pocos o ningún hecho.

Para este investigador, desarrollador de software que trabaja en cribado genético y metabólico, la increíble complejidad de la vida no deja de sorprenderle, y menciona a modo de ejemplo los hechos siguientes.

“Por ejemplo, cada uno de nosotros tiene un vasto ‘programa de computadora’ de seis mil millones de bases de ADN en cada célula que guió nuestro desarrollo a partir de un óvulo fertilizado, especifica cómo hacer más de 200 tipos de tejidos y une todo esto en numerosos sistemas de órganos altamente funcionales”, argumentó.

El “eslabón perdido” de Charles Darwin

Charles Darwin nació en 1809 en Gales, Reino Unido, y teorizó acerca de la evolución de las especies por selección natural y la lucha por la vida, como mecanismos esenciales de la evolución de los seres vivos, y así lo publicó en su libro “El origen de las especies” en 1859, tal como lo reseña National Geographic.

Según su teoría, todas las especies de seres vivos han evolucionado con el tiempo a partir de un antepasado común mediante un proceso denominado selección natural. En este contexto se cree que el ser humano podría descender de los simios, motivo por el cual se ha tratado de encontrar -sin éxito- el “eslabón perdido”.

Imagen ilustrativa.

Argumentos divergentes del evolucionismo

De acuerdo con la teoría de Darwin la vida se construyó a partir de mutaciones aleatorias, a modo de “capricho” de la naturaleza, y se enseña en los colegios como si fuera un hecho.

Pero son cientos los investigadores que no comparten la aleatoriedad en el origen de la vida.

Francis Crick, ganador del Premio Nobel, co-descubridor de la doble hélice del ADN, puso en riesgo su credibilidad en declaraciones sobre el tópico.

“Un hombre honesto, armado con todos los conocimientos de que disponemos ahora, solo puede afirmar que, en cierto sentido, el origen de la vida parece ser casi un milagro“, fueron las palabras de Crick.

Dado el paradigma científico predominantemente aceptado, tal declaración equivale a una herejía porque sugiere que algo más que la evolución casual pudo haber intervenido en la existencia.

La polémica

Por su parte la página Collective Evolution declara que se trata de un tema controvertido, y que algunos científicos son reprendidos por desacatar el evolucionismo.

De todas maneras este pensamiento, que pone en tela de juicio las teorías darwinianas, ha sido expresado desde hace muchos años, y es perfectamente válido y legítimo.

El piloto del Apolo 15, Alfred Worden, se cuestiona el por qué del miedo de muchas personas sobre el qué dirán cuando piensan diferente sobre la evolución humana, las vacunas o algún otro tema.

A su vez, la educación que predomina enseña que el 99 por ciento de los enlaces de ADN son indicativos de nuestro origen, pero al compartir el 65 por ciento de ellos con una banana, por ejemplo, se genera un interrogante.

La genética se expresa

En un estudio, efectuado por Stoeckle M. Y. y Thaler D.S. de la Universidad de Rockefeller y la Universidad de Basilea, Suiza, pone en duda las teorías genéticas generalmente aceptadas durante décadas.

Los resultados muestran que la diversidad genética de las especies no parece aumentar al incrementarse la población, y el 90 por ciento de las especies existentes, incluyendo la humana, aparecieron hace 100.000 o 200.00 años.

Los resultados se basaron sobre 5 millones de secuencias, ordenadas por especies, de ácido desoxirribonucleico (ADN).

Los no científicos opinan

Una encuesta Gallup del 2014 reveló que, en los Estados Unidos, casi la mitad de la población cree que hay algo más en los orígenes de la existencia humana que la teoría de la evolución de Darwin.

Aparte, muchos hechos ni siquiera han sido tenidos en cuenta, como por ejemplo, el descubrimiento de esqueletos humanos gigantes, los objetos prehistóricos que datan de millones de años, entre otros desafiantes hallazgos que ponen en jaque las teorías evolucionistas y harían reescribir todos los libros de historia.

Como quiera que sea, quedan planteadas muchas preguntas sin respuesta, y mucho por discutir.

José Ignacio Hermosa – BLes

Cientos de científicos no están de acuerdo con la teoría de la evolución de Darwin
Califique esta publicación
Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds