Un nuevo estudio revela que mariposas y polillas habitaron el planeta 70 millones de años antes de lo que se pensaba. Esto significa que estos insectos vivieron incluso antes del surgimiento de las primeras flores.

Los investigadores aseguran que con este descubrimiento se constata que estas mariposas probablemente cohabitaron con los dinosaurios, ya que demuestra que estuvieron en el planeta desde al menos hace 200 millones de años, informó BBC el 11 de enero de 2018.

Paisaje del Jurásico. (Autor: John Sibbick)

El estudio, titulado Una ventana triásico-jurásica en la evolución de Lepidoptera, fue publicado el 10 de enero en la revista Science Advances y, según sus autores, el poder entender el estado temprano de las mariposas y polillas es crucial para garantizar su conservación.

La investigación se basa en el hallazgo reciente de restos fósiles de escamas de alas de mariposas y polillas en una roca vieja en Alemania.

Por medio de ácido disolvieron la roca antigua y obtuvieron pequeños fragmentos de las escamas que cubren a estos lepidópteros, en perfecto estado de conservación.

Ejemplo de polilla del mismo grupo que existe hoy en día. Foto: Hossein Rajaei.

Se lograron diferenciar 7 especies en tan solo 10 gr. de sedimento.

Algunas de las especies de polillas y mariposas encontradas pertenecen a un grupo que aún existe y que tiene una probóscide, en forma de lengua alargada, que utiliza para extraer el néctar de las flores.

Detalle de las primeras alas y escamas de mariposas. Foto: Bas van de Schootbrugge, Utrecht University

“Nuestro descubrimiento muestra que este grupo (con una especie de lengua) que se suponía que había coevolucionado con las flores es en realidad mucho más antiguo”, explicó Bas van de Schootbrugge, investigador de la Universidad de Utrech, en los Países Bajos, y coautor del estudio.

De este modo, los investigadores piensan que en el Jurásico, donde solo existían gimnospermas (plantas sin flor), estas polillas y mariposas se pudieron haber alimentado de un néctar azucarado que esas producen para capturar el polen del aire. Las angiospermas (plantas con flor) solo aparecerían 70 millones de años después.

Las escamas son similares a las de esta polilla. Foto: Hossein Rajaei

Esto cuestiona lo que creían los científicos hasta ahora, ya que siempre se asumió que las partes enrolladas en la pieza bucal de estos insectos evolucionó junto con las flores que estos animales contribuyen a polinizar, como explicó Rusell Garwood, investigador de la Universidad de Manchester, en Reino Unido, quien no participó en el estudio, según informa BBC.

“Esta nueva evidencia indica que, probablemente, este aparato bucal enrollado cumplía otra función antes de que evolucionaran las plantas con flores”, afirmó Garwood.

Ya que los lepidópteros sobrevivieron a la extinción masiva al final del tríasico, “entender cómo lo lograron es clave para su conservación”, dijo Timo van Eldijk, autor principal de la investigación.

Así eran las mariposas hace 200 millones de años, cuando aún no había flores
Califique esta publicación
Categorías: Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds