En el sur de la provincia de Hunan, en China, específicamente en la ciudad de Hengyang, se produjo el insólito fenómeno de un pescado, frito y listo para ser consumido por el cliente del restaurante que lo preparó, que empezó a moverse con reflejos nerviosos sorprendentes.

El pánico cundió entre los clientes cuando se dieron cuenta de la reanimación de la criatura, no obstante la incredulidad y la duda también tuvieron lugar entre quienes observaron el video, que no tardó en volverse viral.


Los movimientos suelen ser frecuentes en animales y aún en personas que han sido declaradas muertas por el cese de actividad cerebral. Sin embargo, desde la espina dorsal son emitidos impulsos nerviosos que inducen el movimiento de algunos órganos, estos movimientos son denominados movimientos reflejos.

Algunos estudios han establecido en un 75% los casos de personas muertas cuyos cadáveres evidenciaron movimientos reflejos, los más comunes entre ellos presentes en los miembros y en crispación de las manos.

Por consiguiente, la aparición de estos movimientos no son expresión de una voluntad o signo de vida de la persona o del animal que las experimenta, sino respuestas residuales de la energía que aún queda almacenada en la espina dorsal y que es disipada de esa manera.

Es posible que el suceso del pez en movimiento una vez frito y en el plato del cliente pueda ser promovido por los diligentes propietarios del restaurante como evidencia de la frescura de los alimentos con que son atendidos sus clientes.

Share
Categorías:China

Video