Redacción BLes – En el año 2004 fue publicado un libro que cambiaría la historia contemporánea de China.

La investigación independiente, exhaustiva y precisa de los ‘9 Comentarios sobre el Partido Comunista‘ generó una ola masiva de renuncias al Partido Comunista Chino (PCCh) y sus organizaciones afiliadas, dando lugar al movimiento pacífico ‘Tuidang‘ (‘Renuncia al Partido’).

En el transcurso de estos 15 años, millones de chinos han tomado conciencia sobre las mentiras, atrocidades y matanzas del régimen comunista: al día de hoy se han registrado más de 300 millones de renuncias al PCCh, a los Jóvenes Pioneros Comunistas y a la Liga Juvenil Comunista.

Mujeres en el Centro de Servicio Global para Renunciar al Partido Comunista Chino en Flushing, Nueva York, Estados Unidos, el 25 de junio de 2014. (Samira Bouaou / La Gran Época)
Mujeres en el Centro de Servicio Global para Renunciar al Partido Comunista Chino en Flushing, Nueva York, Estados Unidos, el 25 de junio de 2014. (Samira Bouaou / La Gran Época)

Los ‘9 Comentarios’ fueron publicados por el periódico internacional La Gran Época. Un medio independiente con sede en Nueva York que se especializa en noticias sin censura sobre China.

La Gran Época surgió a partir de la persecución que comenzaron a sufrir los practicantes de la disciplina de la Escuela Buda llamada Falun Dafa en 1999 por orden del exdictador chino Jiang Zemin.

. Clic aquí para leer ‘9 Comentarios sobre el Partido Comunista’.

Con el movimiento ‘Tuidang’, usando nombre reales o seudónimos, millones de chinos declaran que no quieren ser cómplices de la tiranía y las matanzas del PCCh: la investigación de los ‘9 Comentarios’ expone que de 1949 a 2004 el PCCh provocó de 60 a 80 millones de muertes no naturales.

“Las creencias y principios tradicionales han sido violentamente destruidos. Los conceptos éticos originales y las estructuras sociales se han desintegrado por la fuerza. La empatía, el amor y la armonía entre las personas se han convertido en lucha y odio”, expone la página oficial de Tuidang.

Humillación pública a creyentes religiosos durante la Revolución Cultural china.
Humillación pública a creyentes religiosos durante la Revolución Cultural china.
Quema pública de reliquias y estatuas religiosas durante la Revolución Cultural china.
Quema pública de reliquias y estatuas religiosas durante la Revolución Cultural china.
La Revolución Cultural se desarrolló entre 1966 y 1976. Fue una década de terror en la que se persiguió, torturó y asesinó a millones de chinos
La Revolución Cultural se desarrolló entre 1966 y 1976. Fue una década de terror en la que se persiguió, torturó y asesinó a millones de chinos

El sitio web Minghui, un medio de comunicación que reúne información de primera mano sobre la persecución a Falun Dafa en China, hizo un compilado de algunas de las conmovedoras e impactantes renuncias al PCCh.

“Si no nos conmueve el sufrimiento de las personas, si no nos despertamos y luchamos contra el mal, si nos hemos alejado tanto de la justicia, ¿cuál es el significado de nuestras vidas? Declaro que me he retirado del partido comunista chino y de sus organizaciones afiliadas, me alejo del mal y espero una vida nueva y mejor“, dijo un hombre llamado ‘Chi Wupeng’ el 10 de enero de 2019.

Al día de la publicación de este artículo, se han registrado 329,812,308 renuncias al PCCh y sus asociaciones afiliadas.

Muchos de los que renuncian son policías que, al seguir instrucciones y dejándose llevar por la campaña de difamación del PCCh, han perseguido a los practicantes de la disciplina espiritual Falun Dafa (también conocida como Falun Gong). Sin embargo, luego de conocer la verdad de los hechos, ven en Tuidang una oportunidad de dejar explícito su arrepentimiento por sus malas acciones.

Persecución a practicantes de Falun Dafa en China
Millones de practicantes de Falun Dafa son perseguidos por su fe en China

Tal es el caso de un oficial de policía que el 8 de enero de este año firmó su renuncia con el seudónimo de ‘Xueli’:

“Soy un oficial de policía, al principio seguí la política del régimen de perseguir a Falun Gong, pero luego vi lo cruel que es la persecución. Me di cuenta de que no tiene fundamento legal y no puedo aceptar ser parte de eso, pero no podía hacer nada al respecto. Comencé a excusarme todos los días diciendo que estaba enfermo y finalmente dimití con la excusa de que estaba enfermo”.

El oficial continuó: “Hoy, un practicante de Falun Gong me dijo de qué se trata realmente esta persecución, ahora entiendo completamente. Este es un gran mal que Jiang Zemin (el exjefe del PCCh que lanzó la persecución) inició para destruir a las personas, los chinos fueron engañados por la calumnia del partido. Renuncio firmemente a todas las organizaciones de PCCh a las que me uní”.

Fenghua Zhao recogiendo firmas en la Embajada de la R.P. China en Madrid (Minghui.org)
Fenghua Zhao, practicante de Falun Dafa que reside en España, recoge firmas de occidentales en la Embajada de la R.P. China en Madrid. (Minghui.org)

A fines del año pasado, precisamente el 11 de noviembre de 2018, otro oficial de nombre Zhang Xiaomei, señaló en su declaración de renuncia: “Conozco a varios practicantes de Falun Gong, todos son muy buenos. Sin embargo, todos los funcionarios del gobierno que conozco son corruptos. Es la cultura del partido comunista que ha convertido a la gente buena en mala y a la gente mala en peor”.

“Los funcionarios del partido no son diferentes a los matones, el PCCh es la maldad más grande. Los chinos no disfrutarán de felicidad o paz hasta que el PCCh ya no exista. Renuncio al malvado partido comunista”, apuntó el policía oriundo de la ciudad de Jiamusi, provincia de Heilongjiang.

Le puede interesar: El “genocidio frío” contra los practicantes de Falun Dafa en China.

Falun Dafa (o Falun Gong) es una disciplina de la Escuela Buda que se basa en tres principios universales: Verdad – Benevolencia – Tolerancia. Además cuenta con una serie de ejercicios suaves y una meditación. En China se hizo muy popular en los años ´90 al punto que unas 100 millones de personas la practicaban. Sin embargo, en 1999 comenzó a ser perseguida por el régimen comunista-ateo chino.

A pesar de lo cruel de la persecución, que ha llegado inclusive a la sustracción de órganos de personas vivas, los practicantes de Falun Dafa en China han seguido firmes en su fe, ayudando al pueblo chino a saber la verdad sobre lo que está pasando en su país.

Forbes dijo que el régimen comunista chino extrae órganos a los practicantes de Falun Dafa.
Exhibición de practicantes de Falun Dafa en Occidente que expone la sustracción de órganos a los practicantes de Falun Dafa en China.

En ese marco es que millones de personas se conmueven por su altruismo y misericordia y deciden renunciar al PCCh.

El 3 de agosto del 2018, una persona que usó el seudónimo ‘Conciencia del cielo y la tierra’ expresó:

“Soy líder de una revista que se publica en todo el país. Tuve la suerte de escuchar sobre el movimiento de ‘Renuncia al Partido’ durante un viaje de negocios. Admiro a los practicantes de Falun Dafa, porque son valientes y se aferran a su creencia de ‘Verdad, Benevolencia y Tolerancia’. Son tan valientes como para decir ‘no’ a los malvados del PCCh”.

“En China continental, hay falta de creencia y moralidad, es terrible, la gente no puede ver ningún futuro o esperanza para China. Siento que el movimiento ‘Renuncia al partido’ es algo muy grande. Es fantástico que los practicantes de Falun Gong intenten restaurar la cultura tradicional y las virtudes de la humanidad que han sido destruidas por el PCCh. Por la presente declaro que renuncio al PCCh”, afirmó.

Adultos y niños que practican Falun Dafa sostienen pancartas con fotos de sus compañeros practicantes que han muerto en China por la persecución del Partido Comunista, durante un desfile en Nueva York, Estados Unidos, el 15 de mayo de 2015. (La Gran Época)
Adultos y niños que practican Falun Dafa sostienen pancartas con fotos de sus compañeros practicantes que han muerto en China por la persecución del Partido Comunista, durante un desfile en Nueva York, Estados Unidos, el 15 de mayo de 2015. (La Gran Época)

En su esencia, Tuidang declara que va más allá del activismo político: “Es el proceso por el que los chinos limpian su conciencia de años de cultura del Partido adoctrinados a través de campañas revolucionarias, propaganda, censura de los medios de comunicación, encarcelamiento y asesinatos en masa en los últimos 65 años”, declara el sitio oficial del movimiento.

“Finalmente, les da a los chinos la oportunidad de reflexionar sobre sus propias vidas sin el PCCh y de imaginar una China libre”, agrega.

Si bien hoy se han registrado más de 300 millones de renuncias al PCCh, otras personas aún no se han posicionado explícitamente sobre esta trascendental realidad. Su decisión, en efecto, no solo podrá marcar el destino de China, sino capaz -y aún más importante- su propio futuro.

Ir a la portada de BLes.

Video Destacados