Redacción BLes – Joseph Zen, Obispo Emérito de Hong Kong, cuestionó fuertemente la decisión del papa Francisco de establecer un acuerdo con el régimen comunista chino.

“¡Sí!”, exclamó Zen en el minidocumental “La guerra de China contra los cristianos”, cuando se le preguntó si el Sumo Pontífice se había vendido a los comunistas chinos.

“Los comunistas no quieren llegar a un consenso, quieren que te rindas”, explicó el cardenal que fue perseguido y exiliado por el régimen ateo chino, citado por el portal PanAm Post.

En esta foto de archivo, el entonces Cardenal de Hong Kong, Joseph Zen, camina en la Plaza de San Pedro el 6 de marzo de 2013, en el Vaticano. El Cardenal retirado, que ahora tiene 86 años de edad, habría visitado el Vaticano el 23 de enero de 2018 y se habría puesto en fila en la fría Plaza de San Pedro para llevar personalmente una carta dirigida al Papa Francisco.
En esta foto de archivo, el entonces Cardenal de Hong Kong, Joseph Zen, camina en la Plaza de San Pedro el 6 de marzo de 2013, en el Vaticano.

El Vaticano y el Partido Comunista chino (PCCh) rompieron relaciones en 1951. Desde entonces, el PCCh ha insistido en nombrar a sus propios obispos, a pesar de la tradición del Vaticano que indica que los obispos solo pueden ser aprobados con el consentimiento del Papa.

Sin embargo, el papa Francisco firmó en septiembre de 2018 un pacto entre el Vaticano y el Partido Comunista Chino en virtud del cual a partir de ahora los obispos chinos los elegirá el Papa entre los candidatos propuestos por el régimen totalitario ateo de Beijing.

Zen –célebre por su activismo a favor de la democracia-, calificó el pacto de “una increíble traición”. “Los corderos son entregados a manos de los lobos”, indicó días después de conocerse la decisión de Roma.

El Cardenal Zen, quien fue perseguido y exiliado por el régimen comunista chino, le entrega una carta al papa Francisco. (Imagen de archivo)
El Cardenal Zen, quien fue perseguido y exiliado por el régimen comunista chino, le entrega una carta al papa Francisco. (Imagen de archivo)

Desde que llegó al poder en 1949, el Partido Comunista chino -oficialmente ateo- se ha caracterizado por perseguir a los creyentes religiosos.

La analista experta en China Mar Llera afirma que “el propósito de Beijing no es sólo controlar, censurar y limitar la actividad de la Iglesia católica en China, sino utilizarla como un brazo del departamento de propaganda para el adoctrinamiento ideológico y la legitimación del régimen”.

El Parlamento Europeo condenó recientemente las persecuciones religiosas en China, especialmente la que sufren los católicos, cristianos, tibetanos, uigures y los practicantes de la disciplina espiritual Falun Dafa.

Mira el minidocumental “La guerra de China contra los cristianos” (en inglés)

videoPlayerId=49f39fe6c

Ir a la portada de BLes.

Video Destacados