Compartir

Un tribunal en China sentenció este lunes a la pena de muerte a un hombre canadiense, en un repentino nuevo juicio por tráfico de drogas, que se produce en medio de una crisis en las relaciones entre los dos países tras la detención de una alta ejecutiva china en Canadá.

Robert Lloyd Schellenberg fue condenado a la pena capital por el tribunal en la provincia nororiental de Liaoning luego de rechazar su declaración de inocencia y encontrarlo culpable de complicidad en contrabando de drogas.

La corte no dio señal alguna de que la sentencia pueda ser conmutada, pero la suerte de Schellenberg casi seguramente será incluida en las negociaciones diplomáticas sobre la libertad de la ejecutiva china.

Le puede interesar: Herramientas de Huawei para perseguir a Falun Dafa ahora reprimen toda China.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, indicó el lunes en Ottawa que se encuentra altamente preocupado por el hecho de que China decidió aplicarle “arbitrariamente” la pena de muerte a un ciudadano canadiense.

“Todos los países del mundo” deberían estar preocupados porque Beijing esté actuando arbitrariamente en su sistema de justicia, advirtió Trudeau en su comentario más fuerte contra China.

Aunque el ciudadano canadiense fue detenido hace más de cuatro años y en principio en 2016 fue sentenciado a 15 años de prisión, repentinamente el mes pasado un tribunal de apelaciones coincidió con fiscales que señalaron que la sentencia era demasiado indulgente y programó el nuevo juicio para el lunes con apenas cuatro días de aviso.

El canadiense Robert Lloyd Schellenberg en el Tribunal Intermedio El canadiense Robert Lloyd Schellenberg en el Tribunal Intermedio de los Pueblos de Dalian China
El canadiense Robert Lloyd Schellenberg en el Tribunal Intermedio de los Pueblos de Dalian, China

Solo hasta que se conoció de la captura en Canadá el 1 diciembre, a pedido de Estados Unidos, de la principal ejecutiva financiera del gigante de telecomunicaciones Huawei, Meng Wanzhou, la prensa china comenzó a dar publicidad a la causa contra Schellenberg.

Desde entonces, China ha arrestado a dos canadienses. Tanto Michael Kovrig, un exdiplomático, como Michael Spavor, un empresario, fueron detenidos bajo vagas acusaciones de delitos de seguridad nacional.

Un maestro canadiense fue detenido, pero dejado en libertad posteriormente.

El abogado de Schellenberg, Zhang Dongshuo, dijo que su defendido tiene ahora 10 días para apelar.

Zhang dijo que él argumentó el lunes en el juicio de un día que la evidencia era insuficiente para probar el involucramiento de su defendido en una red de narcotráfico.

Añadió que los fiscales no presentaron evidencia nueva para justificar una sentencia más severa.

Con información de AP

Ir a la portada de BLes.

China condena a muerte a un canadiense acusado de tráfico de drogas
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: China

Video Destacados