Ning Tingyun, de 60 años de edad, fue retenida contra su voluntad por más de cuatro meses en un centro de detención en la ciudad de Yushu por llevar folletos. (Captura de pantalla de minghui.org)

Una mujer de 60 años de edad fue arrestada y detenida sin juicio, luego que un oficial de policía le encontrara folletos en su posesión durante un procedimiento arbitrario de identificación en Yushu-China. Los volantes contenían material considerado delicado para el régimen chino.

Ning Tingyun iba en camino a visitar a su hija en Shanghai desde su casa en Harbin, en la provincia de Heilongjiang. Fue detenida por un oficial de policía de seguridad local cuando pasaba por la estación de trenes Yushu en la provincia de Jilin el 15 de octubre de 2017, informó Minghui.org, un sitio web que documenta casos de persecución estatal china contra los adherentes de la práctica espiritual Falun Dafa.

El oficial quiso verificar la identidad de la mujer sin producir el registro correspondiente, un acto considerado ilegal bajo la propia legislación China. Según el artículo 15 de la Ley de la República Popular de China sobre la Tarjeta de Identidad de Residentes, un oficial de policía solo puede examinar la tarjeta de identidad de un residente “luego de producir … papeles policiales”.

Durante la inspección, la base de datos del Partido Comunista Chino (PCCh) identificó a Ning como practicante de Falun Dafa. El oficial luego procedió a revisar las pertenencias de Ning.

Así descubrió que Ning llevaba folletos que documentan las injusticias que sufren ciudadanos chinos comunes por practicar y creer en Falun Dafa. Falun Dafa ha sido un tema delicado en China desde 1999 cuando el entonces cabecilla del PCCh, Jiang Zemin, lanzó una campaña sistemática para calumniar y destruir a la práctica espiritual con una cantidad de adeptos estimada de 70 a 100 millones.

Ning fue arrestada y llevada a un centro de detención donde aún permanece detenida. Su caso ha sido enviado a la corte pero hasta mediados de febrero aún no ha sido llevado a juicio.

La represión

Gente practicando los ejercicios de Falun Gong, también llamado Falun Dafa, en un parque.
Gente practicando los ejercicios de Falun Gong, también llamado Falun Dafa, en un parque.

Gente practicando los ejercicios de Falun Gong, también llamado Falun Dafa, en un parque.

Luego que la cúpula del régimen chino lanzó la persecución a Falun Dafa en 1999, Ning fue una de las miles de personas que viajaron a la Oficina Central de Apelaciones del PCCh en Beijing para reclamar que se respete su derecho a la libertad de creencia, protegida por la Constitución china.

Sin embargo, antes que Ning pudiera contar al gobierno su experiencia personal con Falun Dafa, fue arrestada y enviada al Campo de Trabajo Forzado Jiamusi por un año. La policía puso su nombre en una lista negra.

Luego de ser liberada del campo de trabajo, Ning fue acosada constantemente por la policía, informa Minghui.org. Durante un incidente, oficiales de policía allanaron su casa y confiscaron sus libros de Falun Dafa además de 2.000 yuanes (USD 315) en efectivo. Se le dijo que esto fue por hacer los ejercicios de qigong de Falun Dafa en público.

Ning también fue arrestada varias veces por hablar con otros sobre la brutalidad de la persecución del PCCh a su fe.

Ning conoció Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) por primera vez en 1998. En ese entonces estaba plagada de problemas de salud, pero notó un cambio en ella luego de comenzar la práctica en un parque local.

Otros adherentes de Falun Gong como Ning han sufrido el mismo tipo de acoso por parte de los oficiales de policía en China.

Wang Huijuan, un maestro de escuela primaria que actualmente reside en Nueva York, fue arrestado y detenido luego que la policía de seguridad nacional china encontrara volantes y DVD que exponían la desinformación que disemina el PCCh para justificar su persecución, informó La Gran Época.

Wang fue detenido en un centro y fue luego sentenciado a siete años de prisión. Allí soportó lavado de cerebro, interrogación, restricciones físicas, golpizas, alimentación forzada, privación del sueño y tortura psicológica en un proceso que el PCCh hace con la finalidad de “reformar el pensamiento”.

En cuanto a Ning, los familiares de la sexagenaria mujer están muy preocupados por su bienestar. Este año nuevo chino, la familia de Ning espera desesperadamente oír cualquier novedad sobre su condición.

A través de La Gran Época.

Mujer china de 60 años arrestada y detenida 4 meses sin juicio por tener folletos
Califique esta publicación
Categorías: China

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds