Quizás no sorprenda demasiado cuando una encuesta internacional muestra que la etiqueta “Made in China” no genera la mayor confianza del consumidor. Sin embargo, cuando la etiqueta de producto del Reino Medio cayó detrás de la de Bangladesh, la noticia generó mucho enojo en las redes sociales chinas. Algunos, no podrían estar más de acuerdo con el bajo ranking chino.

La encuesta, realizada por el proveedor de datos estadísticos alemán Statista, preguntó a 43.034 personas de 52 países qué opinaban sobre los productos fabricados en tres países, dando un total de 129.102 respuestas, con cada país evaluado por al menos 2.500 personas. En el “Índice de etiqueta país” (MICI), Alemania resultó clasificada en primer lugar, seguida por Suiza y la Unión Europea. Mientras que Estados Unidos quedó en octavo lugar, empatado con Japón y Francia, en cambio China ocupa el puesto n° 49.

Los participantes de la encuesta consideraron que los productos de Alemania poseían altos estándares de calidad y seguridad, mientras que los japoneses se asociaron principalmente con la tecnología avanzada. En cuanto a las mercancías fabricadas en China, estas se vincularon con una excelente relación calidad-precio.

En las redes sociales chinas, muchos internautas reaccionaron con indignación, algunos acusaron la encuesta de propaganda occidental con datos falsos, mientras que otros sugirieron que las instituciones de investigación occidentales no eran muy confiables.

Sin embargo, bastantes internautas expresaron su aprobación de la baja clasificación, al señalar los problemas en China, en la sección de comentarios del portal de noticias chino Sina:

“Ni siquiera el aceite de alcantarilla y la carne de cerdo muerta pueden incluirse. Es una suerte incluso estar en el ranking”, escribió un ciudadano con el apodo “Duan Shu An” de la provincia de Hebei.

Otro internauta de la provincia de Hubei escribió: “Este país se hizo con productos imitados. Y no hay mucho de qué quejarse cuando hay tan pocas marcas (chinas) reconocidas… Las personas que fabrican productos falsos se están volviendo muy ricas, y las que tienen algo de integridad en la gestión de sus negocios están al borde de la bancarrota”.

Durante años, China estuvo plagada de problemas alimenticios: “carne de cordero” hecha de ratas, carne caducada en hamburguesas McDonald’s, arroz de plástico y camarones inyectados con gel, por citar algunos ejemplos.

La falta de confianza en los productos nacionales llevaron a muchos chinos a comprar a dos manos – desde la fórmula para bebés hasta los asientos de inodoro, y cocinas de arroz y pañales – cuando viajan al extranjero. La poca credibilidad en los productos fabricados localmente también enfriaron  a la economía china.

Pero en solo un incidente, los productos falsos resultaron ser un salvavidas. En marzo de 2016, un hombre de la provincia de Shandong intentó suicidarse tragándose más de 200 somníferos. Sin embargo, se despertó después de un breve sueño y luego una visita al hospital confirmó que las píldoras que tomó eran falsas.

Fuente: lagranepoca.com.

Categorías: China

Video Destacados