La Sra. Wang Ping del condado de Wuhe murió el año pasado 2017, después de años de repetidos arrestos y detenciones por negarse a renunciar a Falun Gong, una práctica de cuerpo y mente basada en los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia.

La mujer de 53 años de edad decía que Falun Gong le dio buena salud. Como médica en la estación de prevención de epidemias y salud de Wuhe, la Sra. Wang no podía encontrar cura para los incontables problemas de salud que tenía. Sin embargo, sus síntomas desaparecieron después de comenzar a practicar Falun Gong en 1998.

El esposo de la Sra. Wang tuvo un romance durante los primeros años de su matrimonio. Debido a que la relación estaba estancada, ella no asistió al funeral de su suegro. Pero después de convertirse en practicante de Falun Gong, decidió perdonar a su esposo. No solo pagó todas las deudas que él acumuló durante su romance, sino que lo cuidó hasta que murió. Continuó cuidando a su suegra después que su esposo murió.

Habiendo experimentado personalmente el poder transformador de Falun Gong, la Sra. Wang nunca dudó sobre su fe después que el régimen comunista chino lanzó la campaña de persecución nacional contra la disciplina espiritual en julio de 1999.

Ella se convirtió en blanco de la persecución durante las dos décadas siguientes. Fue arrestada más de 30 veces, la mitad de cuyos arrestos ocurrió en un periodo de 15 meses entre marzo de 2012 y junio de 2013.

Tres veces fue obligada a realizar trabajo esclavo y una vez fue sentenciada a prisión. Cada vez que fue detenida, la torturaron brutalmente. A pesar de todo esto, mantuvo su práctica de Falun Gong y habló con la gente sobre la persecución cada vez que salía.

En diciembre de 2015, presentó una querella criminal contra el exdictador chino, Jiang Zemin, por iniciar la persecución a Falun Gong. Lo siguiente es una lista de los hechos más sobresalientes de la persecución que sufrió y que documentó en su querella.

Más de 30 arrestos

La Sra. Wang fue arrestada más de 30 veces entre el año 2000 y 2016.

Mayo de 2000: detenida en la comisaría de Chengxi por un día.

Octubre de 2002: detenida en la cárcel del condado de Wuhe por 15 días.

Octubre de 2004: detenida en el centro de detención del condado de Wuhe por 7 días.

6 de enero a 5 de diciembre de 2005: detenida en el campo de trabajo forzado para mujeres de la provincia de Anhui.

Noviembre de 2006: detenida en el hospital mental de Huaiyuan por una semana.

Abril de 2008: detenida en el centro de detención del condado de Wuhe por un mes.

Del 13 de enero al 13 de febrero de 2009: detenida en el centro de detención de la ciudad de Bengbu.

Julio y agosto de 2010: dos veces detenida en la cárcel del condado de Wuhe por un total de 30 días.

Del 9 al 23 de octubre de 2010: detenida en el centro de lavado de cerebro de Benghu.

Febrero y marzo de 2011: tres veces detenida en la cárcel del condado de Wuhe por un total de 15 días.

Del 1 de julio al 17 de octubre de 2011: detenida en la prisión de mujeres de la provincia de Anhui.

Marzo de 2012 a junio de 2013: arrestada más de diez veces y detenida en la cárcel del condado de Wuhe por 3-5 días cada vez.

14 de febrero a 4 de marzo de 2013: detenida en el segundo centro de detención de la ciudad de Bengbu.

Julio de 2013: detenida en el hospital mental de la ciudad de Hefei por 9 días.

Del 6 de mayo al 13 de junio de 2015: detenida en la prisión para mujeres de la provincia de Anhui.

22 y 23 de enero de 2016: detenida en una comisaría local.

2 ingresos involuntarios en un hospital mental

La Sra. Wang fue enviada dos veces a hospitales mentales contra su voluntad. El oficial Shen Shijun de la oficina de seguridad doméstica local fue responsable de ingresarla involuntariamente a los hospitales mentales. Como la policía saqueó su casa repetidamente y confiscó sus libros de Falun Gong. La Sra. Wang demandó que le devolvieran sus libros en más de una ocasión. No solo le negaron su pedido sino que la enviaron a hospitales mentales en retaliación.

3 sentencias a trabajo forzado

En enero de 2005, la sentenciaron a dos años de trabajo forzado. Para obligarla a renunciar a su fe, los guardias en el campo de trabajo forzado para mujeres de Anhui, le encintaron la boca, ataron sus manos detrás de la espalda, y la forzaron a escuchar música budista por horas y horas.

No le daban suficiente comida. Una vez cuando pidió más comida, una reclusa le tiró el plato de comida al piso y le ordenó comer desde ahí.

La tortura física era moneda corriente, y era golpeada con regularidad. Su salud declinó rápidamente, y la liberaron condicionalmente el 5 de diciembre de 2005, por tratamiento médico.

El 13 de enero de 2009 recibió condena de trabajo forzado nuevamente. Como no pasó la examinación médica, el campo de trabajo forzado para mujeres de la provincia de Anhui, no la admitió. La policía intentó en dos centros de detención locales, pero ambos declinaron su admisión. La policía luego tuvo que hacerla cumplir una sentencia de 18 meses en arresto domiciliario.

En julio de 2011 la sentenciaron de nuevo a trabajo forzado. Hizo una huelga de hambre por tres meses en protesta. Los guardias del campo de trabajo forzado de Anhui la alimentaron a la fuerza casi todos los días. Las reclusas muchas veces le metían ropa o papel higiénico en la boca antes de taparla con cinta. Después de alimentarla a la fuerza, el papel o la ropa de su boca estaba llena de sangre. Debido a la prolongada tortura de alimentación forzada, se le aflojaron 4 dientes. Luego la tuvieron que liberar condicionalmente para recibir tratamiento médico.

Una sentencia a prisión

La Sra. Wang fue sentenciada a un año de prisión después de su segundo arresto el 6 de mayo de 2014. Fue retenida en el segundo centro de detención de la ciudad de Bengbu por 37 días, antes de ser transferida a la prisión de mujeres de la provincia de Anhui para terminar el resto de su sentencia ilegal.

En la prisión fue brutalmente torturada. Chen Yuquan y Li Fang, asesinas convictas, muchas veces la golpeaban, pellizcaban. También le metían zapatos en la boca. Después tenía problemas para comer. Cuando se quejó con el guardia Sun Wen, Sun le respondió: “¿Quién las vio pegándote?”. Entonces las denunció con el instructor Cao Xuezhi, pero Cao dijo: “¿Cómo te atreves a presentar una queja aquí en la prisión?”.

También la forzaron a quedarse parada por largos periodos de tiempo, hacer trabajo esclavo, o le inyectaron drogas desconocidas. Su familia no tenía permitido visitarla o llamarla.

La Sra. Wang fue liberada el 5 de mayo de 2015, pero no le trajo mucho alivio, ya que la policía local la continuó acosando en su casa. El 22 de enero de 2016 fue arrestada por última vez, mientras viajaba en tren.

A través de Minghui.

Share
Categorías: China

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds