Compartir

El sistema judicial de China es opaco y arbitrario, pero lo es aún más cuando se trata de casos de practicantes de Falun Dafa que son arrestados y acusados simplemente por su fe.

En octubre, el practicante de esta disciplina de la Escuela Buda de 76 años, Liu Xiyong, fue llamado a la Corte del Distrito de Jinzhou en la provincia de Liaoning para la sesión de apertura de su juicio. La corte le dijo a su hija que todavía no se le daría sentencia. La audiencia terminó ese día sin un veredicto.

Pero el 10 de noviembre, Liu fue llamado otra vez a la corte. Esta vez, los jueces emitieron una nota con la sentencia: tres años de prisión. El documento tenía fecha 19 de septiembre, pero él no lo supo hasta que pudo tener el documento en sus manos.

Más de 800 practicantes de Falun Dafa, como Liu, han sido sentenciados a prisión este año, de acuerdo con estadísticas recientes de Minghui.org, un sitio web de Estados Unidos que registra la persecución en China. No obstante, tales números probablemente estén por debajo de lo real, debido a la dificultad de obtener información bajo el régimen comunista.

Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, es una ancestral práctica espiritual presentada al público en China en 1992. La disciplina consiste en ejercicios suaves de meditación y enseñanzas morales basadas en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

Una encuesta del estado en 1999 estimó que había más de 70 millones de personas practicando Falun Dafa, mientras que los practicantes en China dicen que el número era de más de 100 millones. Percibiendo esa popularidad como una amenaza a la ideología atea del partido, el ex líder del Partido Comunista Chino (PCCh), Jiang Zemin, lanzó una persecución a escala nacional. Millones han terminado en centros de lavado de cerebro y campos de trabajo forzado con la finalidad de obligarlos a abandonar su fe, según estimaciones del Centro de Información de Falun Dafa.

Practicantes de Falun Dafa se reúnen frente al hotel Waldorf Astoria, donde se hospedaba el líder del Partido Comunista Chino, Xi Jinping, durante su visita a Nueva York el 26 de septiembre de 2015. (Benjamin Chasteen/The Epoch Times)

Este año, 3.659 practicantes han sido secuestrados por la policía, mientras que 7.209 han sido acosados por las autoridades locales, según Minghui. La oficina 610 local, una organización del partido al estilo Gestapo, establecida con el único propósito de llevar a cabo la persecución, a menudo trabaja en secreto con la “Zhengfa wei”, la Comisión Central de Asuntos Legales y Políticos, para acusar a los practicantes de Falun Dafa de delitos ambiguamente definidos. Bajo el ex jefe Zhou Yongkang, la comisión ganó un poder casi ilimitado para arrestar, detener y sentenciar a practicantes de esta disciplina espiritual.

Las provincias de Liaoning, Shandong, Hebei, Heilongjiang y Jilin tienen la mayor cantidad de sentencias.

Detención ilegal y duras sentencias

Hay muchos casos de injusticia. Yang Hong de Tianjin, y su esposa Jiang Yahui fueron sacados de su casa en marzo de 2015 por casi una docena de oficiales de las fuerzas de seguridad, relata Minghui.org. Ellos fueron detenidos ilegalmente sin juicio en el Centro de Detención del Distrito de Nankai de Tianjin durante dos años, y un año y medio respectivamente. En agosto de este año, sus familiares recibieron notificación de que ambos fueron sentenciados a seis años de prisión, sin que una corte emita el veredicto. En enero de 2016, la Corte del Distrito de Nankai había abierto una sesión para Yang y Jiang, pero no se emitió sentencia en ese entonces.

Yang Hong y Jiang Yahui. (Cortesía de Minghui.org)

Sentencia sin notificación

Esta clase de sentencia secreta también la experimentó Si Deli, un profesor de arte y practicante de Falun Dafa de la provincia de Henan. Las autoridades locales lo detuvieron en marzo de 2016 porque inició un juicio en el cuerpo más alto del PCCh que lleva a cabo la persecución, la Procuraduría Suprema del Pueblo, contra el ex líder del PCCh Jiang Zemin, por sus crímenes cometidos al perseguir a Falun Dafa.

En junio de 2016, Si fue sentenciado a 3 años y medio de prisión, según Minghui.org. Si apeló la sentencia en una corte mayor.

En agosto de 2017, sin sesión en la corte y sin notificar al abogado o familia de Si, la Corte Media de la Ciudad de Xinyang emitió una nota manteniendo la sentencia original de Si.

Según las propias reglas de la procuraduría, Si es inocente, ya que en abril de 2015, emitió una nota en su sitio web que decía que los ciudadanos pueden iniciar juicios contra funcionarios de nivel nacional del PCCh.

El abogado de Si le contó a Minghui.org que su sentencia fue arreglada bajo el auspicio de la oficina 610 local y la oficina de la Comisión Central de Asuntos Políticos y Legales.

Si fue una vez detenido por 12 años, en donde era a menudo golpeado con bastones eléctricos.

A través de La Gran Época.

Más de 800 practicantes de Falun Dafa sentenciados injustamente en China por su fe
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: China

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds