Compartir

La cantante pop Katy Perry tenía previsto actuar en el Victoria’s Secret Fashion Show en Shanghai, China, pero el régimen comunista cambió de opinión y le negó la visa.

Ahora, el personal de Victoria’s Secret que está en China tratando de organizar el atribulado espectáculo se queja de que la nación anfitriona está espiando sus comunicaciones.

“Quieren discutir sobre lo que está pasando en cuanto a los reemplazos de las visas denegadas y sobre arreglos alternativos, pero tienen que guardar silencio porque parece que el gobierno está mirando sus correos electrónicos”, argumentó una fuente a Page Six.

Se suponía que Perry iba a cantar en el evento programado de Victoria’s Secret (VS)  para el 20 de noviembre, así que ni Perry ni VS recibieron mucha advertencia.

Inicialmente se le comunicó a la mundialmente famosa cantante que era bienvenida, pero después de revisar las redes sociales, los censores del gobierno encontraron una foto de la interprete estadounidense que llevaba un vestido adornado con girasoles mientras actuaba en Taipei, Taiwán, en 2015.

El Partido Comunista Chino (PCCh) es muy sensible sobre cualquier persona que cuestione su derecho a gobernar al país que conquistó en una revolución hace casi 70 años. Algunos grupos anti PPCh adoptaron el girasol como símbolo de su deseo de devolver la libertad a China.

El vestido por sí solo podría haber revocado la visa de la cantante, pero ella fue más lejos. Durante su actuación en Taipei, se envolvió la bandera de la República de China -el gobierno legítimo en el momento de la revolución, que el PCCh expulsó de China.

Un residente local lee un periódico que muestra a la cantante Katy Perry con la bandera de la República de China mientras actúa en Taipei. (Sam Yeh/AFP/Getty Images)

Aunque su gesto pudo haber cautivado a los fans taiwaneses, para los censores del PCCh fue considerado totalmente inaceptable.

“Inicialmente se le otorgó una visa para actuar en el show de Victoria Secret en Shanghái, luego los funcionarios chinos cambiaron de opinión y le quitaron la visa”, señaló una fuente a Page Six.

“Para cada artista que quiera actuar en China, las autoridades revisan sus redes sociales y reportajes de prensa para ver si hicieron algo considerado ofensivo para el país”.

Victoria’s Secret pudo contratar a otro artista, Harry Styles de One Direction, para sustituir a Perry.

Modelos y medios también son rechazados

Kate Perry no es la única artista que se encuentra envuelta en la censura del PCCh mientras iba camino a realizar el show en Shanghái.

A las modelos Gigi Hadid, Julia Belyakova, Kate Grigorieva e Irina Sharipova se les prohibió el ingreso al país asiático. En el caso de Hadid, los censores del partido comunista se opusieron a un video que ella publicó en Instagram. Aparentemente, los otros hicieron comentarios “políticos” o anuncios en redes sociales.

La supermodelo Adriana Lima todavía está esperando para ver si su visa será aprobada o no – el régimen chino aduce “problemas diplomáticos”.

Page Six también menciona que Beijing negó visas a los fashion bloggers, y a los productores de televisión se les comunicó que no pueden filmar fuera del lugar del evento a menos que obtengan un permiso especial.

El incidente pone de relieve la difícil situación de los artistas y los medios que están acostumbrados a la cultura de la libertad, pero que tienen que ir a trabajar en lugares donde la “libertad” no es un tema aceptable de discusión.

Fuente: lagranepoca.com.

La música pop está bien, pero sin política: China comunista prohíbe a Katy Perry expresar sus opiniones con un vestido en particular
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: China Entretenimiento

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds