Jackie Chan, la estrella de cine de Hong Kong que ganó fama por retratar las artes marciales chinas durante sus primeros años, ahora está presionando por una nueva ley en China para prohibir el Bushido, la tradición de las artes marciales propias de Japón, conocida como el código del samurai.

Bushido “significa literalmente el Dao de las artes marciales”, enfatizando el espíritu recto de los practicantes de las artes marciales. Los estudiosos del Bushido generalmente atribuyen el origen de esta tradición marcial japonesa a la fuerte influencia del confucianismo, originado en China.

Jackie Chan, de 63 años de edad, se alineó estrechamente con los puntos de vista autoritarios del Partido Comunista Chino en las últimas décadas y ahora se lo identifica ampliamente en todo el mundo de habla china como portavoz del régimen de Beijing.

El 9 de marzo, Jackie Chan fue uno de los 38 delegados de la Conferencia Consultiva Política Popular China que propuso una normativa para “proteger la dignidad nacional” en la sesión anual del Congreso Nacional Popular, que es el parlamento escribanía del régimen chino.

La nueva ley propuesta prohibiría a cualquier ciudadano de la República Popular China “abogar por el militarismo japonés, el fascismo y el Bushido japonés”, y lo convertiría en una ofensa criminal.

Dos hombres chinos fueron arrestados por la policía china en febrero por vestirse como soldados del ejército imperial japonés de la Segunda Guerra Mundial en un histórico búnker de guerra en Nanjing. Ese acto sería formalmente penalizado por una nueva ley propuesta, copatrocinada por Jackie Chan y otros. (Foto de Weibo)

También prohibiría cualquier insulto público al “carácter nacional de la República Popular China, la dignidad de las razas chinas, los héroes nacionales y los mártires revolucionarios”. Las expresiones en forma de “texto, imagen, lenguaje oral, rap, fotografía, cine y televisión, lenguaje corporal” se incluirían en el proyecto de ley.

Otros copatrocinadores de la ley son He Yun’ ao, profesor de historia en la Universidad de Nanjing, y Feng Yuanzheng, un actor chino.

Como nativo de Hong Kong, la participación de Jackie Chan como asesor político en la sesión parlamentaria de China es una indicación de las estrechas relaciones del actor con el régimen. Jackie Chan realizó numerosas y controvertidas declaraciones en las últimas décadas respaldando el régimen autoritario de Beijing, como una en 2009 en la que menospreció la democracia de Taiwán y señaló: “No estoy seguro si es bueno tener o no tener libertad”.

La propuesta del 9 de marzo se atribuyó a que era una respuesta a un incidente público ocurrido en febrero pasado, en el que dos hombres chinos se vistieron con uniformes del ejército japonés y se metieron en el sitio de un histórico búnker en Nanjing.

Los hombres fueron luego arrestados por la policía china y detenidos durante 15 días. Los medios de comunicación estatales chinos reportaron ampliamente el incidente y etiquetaron el comportamiento de los hombres como traicioneros, citando los recuerdos chinos de la agresión japonesa y los crímenes de guerra en la Segunda Guerra Mundial.

Bushido, también conocido como el camino del guerrero, tiene sus raíces en la historia feudal de Japón y ahora se encuentra entre los elementos más reconocibles de la cultura japonesa, destacando ampliamente en el cine, la televisión, la literatura y el arte. Los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial complicaron enormemente la imagen de Bushido, ya que tanto los partidarios del militarismo en Japón como los opositores a la agresión japonesa durante y después de la guerra atribuyeron el ascenso del imperio japonés a las enseñanzas de Bushido.

Los medios de comunicación estatales chinos, de acuerdo con la práctica del régimen chino de fomentar los sentimientos antijaponeses, retrataron sistemáticamente a Bushido como la encarnación cultural de los crímenes de guerra japoneses y la agresión contra China.

A través de La Gran Época

Share
Categorías: China

Video Destacados

Ads will display in 00:10 seconds