Corea del Norte podría estar a solo unos meses de poder atacar a Estados Unidos con un misil balístico nuclear, y su programa de armas atómicas debe ser detenido, dijo el martes un alto funcionario diplomático de EE. UU.

El embajador estadounidense para el desarme, Robert Wood, al dirigirse a la Conferencia de Desarme auspiciada por Estados Unidos en Ginebra, también advirtió que los arsenales en China y Rusia se estaban expandiendo.

“Rusia, China y Corea del Norte están aumentando sus reservas, aumentando la importancia de las armas nucleares en sus estrategias de seguridad y en algunos casos, persiguiendo el desarrollo de nuevas capacidades nucleares para amenazar a otras naciones pacíficas”, dijo Wood.

(Foto publicada el 30 de noviembre de 2017 por la Agencia de Noticias Coreana (KCNA), y muestra el lanzamiento del misil Hwasong-15 que puede llegar a todas las partes de los EE. UU.)

En ese contexto el 27 de enero de 2017, el presidente Trump ordenó al Departamento de Defensa una nueva revisión de la postura nuclear (NPR, por sus siglas en ingles) para garantizar el uso nuclear de manera segura y efectiva, que protege a la nación, a los aliados y sobre todo, que disuada a los adversarios.

La revisión contempla una modernización de las fuerzas nucleares para preservar un poder nuclear disuasivo creíble.

“Corea del Norte ha acelerado su búsqueda provocadora de armas nucleares y capacidad misilística, y ha expresado amenazas explícitas de usar armas nucleares contra Estados Unidos y sus aliados en la región”, dijo el embajador Wood, en el foro de Ginebra.

La “Revisión de la Postura Nuclear” (NPR) de EE. UU. delineada la semana pasada “reafirma que el programa nuclear ilícito de Corea del Norte debe eliminarse de manera completa, verificable e irreversiblemente, lo que dará como resultado una Península Coreana libre de armas nucleares”, dijo.

En el caso de China “también está modernizando y expandiendo sus ya considerables fuerzas nucleares. Al igual que Rusia, China persigue capacidades nucleares completamente nuevas adaptadas para lograr objetivos particulares de seguridad nacional a la vez que moderniza su arsenal militar, desafiando la superioridad militar tradicional de los EE. UU. en el Pacífico occidental”.

Rusia y China dejaron en claro que buscan revisar sustancialmente el orden internacional posterior a la Guerra Fría.

Rusia ha demostrado su disposición a alterar el mapa de Europa e imponer su voluntad a sus vecinos, respaldado por amenazas nucleares explícitas. Rusia está violando del derecho internacional y los compromisos políticos que afectan directamente la seguridad de otros.

“La ocupación de Crimea y el apoyo directo a las fuerzas dirigidas por Rusia en el este de Ucrania, violan el compromiso que hicieron en el Memorándum de Budapest de 1994, de “respetar la integridad de Ucrania”.

(El presidente ruso Vladimir Putin habla durante su visita al puerto de Crimea de Sebastopol, el 9 de mayo de 2014. La visita de Putin a Crimea, que fue anexada por Moscú en marzo, es una “violación flagrante” de la soberanía de Ucrania, dijeron las autoridades en Kiev). (Crédito de YURI KADOBNOV / AFP / Getty Images)

China mientras tanto ha rechazado el fallo del Tribunal Permanente de Arbitraje que encontró que sus reclamos marítimos en el Mar de China Meridional carecen de mérito alguno y que algunas de las actividades que realizan en esa área son ilegales según la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar y el derecho internacional consuetudinario.

Durante décadas, Estados Unidos lideró el mundo en sus esfuerzos por reducir el papel y el número de las armas nucleares.

Desde el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas de 1991 (START), Estados Unidos redujo sus reservas de armas nucleares en más del 85 por ciento desde su punto más alto en la Guerra Fría.

Sin embargo, mientras Estados Unidos ha seguido reduciendo el número y la relevancia de armas nucleares, otros, incluidos Rusia y China, se han movido en la dirección opuesta.

Nuestro objetivo es convencer a los adversarios de que no tienen nada que ganar y todo que perder usando armas nucleares.

(Dragas chinas trabajan en la construcción de islas artificiales en y alrededor del Arrecife Mischief en las Islas Spratly en el Mar de la China Meridional el 2 de mayo de 2015). (Marina de los Estados Unidos)

De ninguna manera este enfoque reduce el umbral nuclear. Más bien, al tratar de convencer a los adversarios que incluso el uso limitado de armas nucleares será muy costoso, el hecho es que eleva ese umbral.

Con la nueva política nuclear estadounidense se reemplazarán los submarinos de misiles balísticos nucleares, los bombarderos estratégicos, los misiles cruceros nucleares lanzados desde el aire, los misiles intercontinentales y todo el sistema de comando y control nuclear asociado.

Se modernizaran los cazabombarderos con aviones de combate F-35 de nueva generación que sostendrán la postura de disuasión de la OTAN y la capacidad de reenviar y desplegar armas nucleares en caso de que la situación de seguridad lo exija.

“No vamos a meter la cabeza en la arena, vamos a responder a estos desafíos crecientes”, dijo luego a los periodistas, de acuerdo a WTVB.

A través de La Gran Época.

Estados Unidos advierte sobre el aumento de los arsenales nucleares de China, Rusia y Corea del Norte
Califique esta publicación
Temas: Categorías: América China EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds