China tiene una de las penas más duras por la adicción a las drogas, sin embargo el uso de drogas ilegales ha llegado a sectores inesperados.

La Comisión Nacional de Control de Narcóticos publicó un informe en 2016 que dice que 2,5 millones de personas son adictos a las drogas, un aumento del 6,8 % con respecto al año anterior.

Según los últimos datos de la Corte Suprema china, las cortes de todo el país han dictado sentencia a 139.024 juicios relacionados con la droga en 2015; un aumento del 30,19 % con respecto al año anterior.

Y los funcionarios chinos que se han acostumbrado a romper las reglas, ignoran desvergonzadamente las leyes de drogas del país.

“Al igual que con el alto número de funcionarios que han sido expuestos por su comportamiento licencioso e inmoral, consumir drogas se ha vuelto el nuevo símbolo de estatus para los funcionarios del Partido Comunista Chino”, dijo Tang Jingyuan, un comentarista de asuntos actuales.

Tang hace notar las frecuentes notas disciplinarias que se les hacen a las autoridades centrales chinas, en un contexto donde el abuso de las drogas entre funcionarios son continuamente noticia.

En noviembre de 2017, el controlador anticorrupción provincial en la provincia sureña de Hunan, emitió una advertencia a los funcionarios del partido en su sitio web, en la que les pedía que se alejaran de amigos con problemas de drogas o alcohol. El anuncio ponía de ejemplo a Ren Zhongwei, vicedirector del Departamento de Propaganda en el condado Anxiang en Hunan. Ren fue hallado culpable de consumir drogas y en abril de 2017 fue puesto en periodo de supervisión por dos años.

Quema de drogas “ya ba” en un acto cerca de la frontera con Tailandia y Myanmar, para conmemorar el día mundial anti drogas de las Naciones Unidas. Poung Par Khem, 26 de junio de 2017. (Ye Aung Thu/AFP/Getty Images)

Gong Weiguo, ex alcalde de Linxiang en Hunan, fue sentenciado en julio a siete años de prisión. Dos años después de ser puesto bajo investigación por adicción a las drogas, una corte local lo declaró culpable de aceptar sobornos y de abuso del poder. Además, se encontró que Gong había requerido los servicios de prostitutas y había tenido relaciones no apropiadas con muchas mujeres.

Con el apodo de “el alcalde droga”, según un informe del portavoz del régimen chino el Diario del Pueblo, se afirma que Gong consumió drogas ilícitas por dos años, incluyendo anfetaminas. Antes de ser sentenciado en julio, otro portavoz estatal, Xinhua, publicó la confesión de Gong, donde declaraba que las drogas habían sido su mejor cura contra la resaca y el estrés en su vida.

En 2015, el condado Hengyang en Henan investigó y procesó a 61 funcionarios a los que se les descubrió el uso de drogas. Ellos pertenecen a diferentes sectores del gobierno local, desde la agricultura hasta la construcción, hasta oficinas de tránsito. Uno de los funcionarios atrapados pertenecía a la oficina anticorrupción que se supone que debe atrapar y prevenir este comportamiento ilícito entre los funcionarios.

Algunos funcionarios del partido han decidido vender drogas para obtener dinero. Xiao Jihe, ex subjefe en la oficina de supervisión técnica del condado Changting en la provincia de Fujian al sureste de China, tenía conocimientos en química. Xiao comenzó a sintetizar efedrina, un compuesto precursor para hacer cristales de metanfetaminas, conocida comúnmente como hielo. Xiao fue arrestado en julio de 2009 y fue sentenciado a un año y medio de prisión, según informó People’s net.

Según el portal de noticias chino Tencent, Xiao fue condenado por tráfico de drogas pero no por el delito más serio de vender drogas ilícitas, el cual lleva una sentencia de 10 años en prisión, porque en ese momento China no tenía leyes contra la producción de drogas. Pero cuando fue liberado, Xiao volvió a producir la misma droga y fue arrestado otra vez en septiembre de 2014.

“Esto significa que hay algo fundamentalmente mal en las raíces de la burocracia total del partido”, dijo Tang. También notó que las drogas estuvieron involucradas desde el principio de la historia del partido: durante el período entre 1936 y 1949, cuando el partido tomó control del país y estableció su cuartel general en Yan’an, provincia de Shaanxi, los miembros del Partido Comunista cultivaron y vendieron opio para juntar fondos en sus misiones de guerra.

Gao Yiqing contribuyó con este informe.

A través de La Gran Época.

Share
Categorías: China

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds