Ocho funcionarios de hospitales de la provincia oriental china de Anhui fueron investigados recientemente por corrupción, lo que pone de manifiesto una vez más la arraigada cultura de la corrupción dentro del ámbito médico.

Los medios de comunicación chinos informaron el 26 de abril que el presidente del Hospital Popular de Bozhou, Di Yuzeng fue despedido y purgado del Partido Comunista Chino por utilizar su posición para ayudar a las empresas en la venta de medicamentos y equipos al hospital. Recibió sobornos de esas empresas a cambio de ayudarlas.

El presidente del Hospital Popular de Dangtu, Mei Baisong, también está siendo investigado por la agencia anticorrupción del Partido Comunista Chino (PCCh). Anteriormente, en 2016, fue reprendido por permitir que el hospital comprara medicamentos que aún no habían sido debidamente registrados.

Otros seis presidentes y vicepresidentes de hospitales en Anhui recientemente están bajo investigación.

En 2014, un caso de corrupción ocurrió en Anhui que involucró a 123 dirigentes del partido. En algunos hospitales, los funcionarios involucrados desde un nivel inferior hasta el nivel superior fueron atrapados.

También se espera con frecuencia que los pacientes paguen sobornos a los médicos y al personal para recibir el tratamiento adecuado.

Una mujer recibe tratamiento en un hospital de la ciudad de Xi’an, en la provincia china de Shaanxi, el 11 de agosto de 2017. (STR/AFP/Getty Images)

En una encuesta de 60.000 internautas, el foro médico en línea chino Disease.39.net encontró que el 64 por ciento de los encuestados entregó sobres rojos – llenos de dinero en efectivo – a sus médicos. Otra encuesta realizada por el mismo foro reveló que casi el 90 por ciento de los pacientes habían pagado a sus médicos honorarios extras, ya sea en efectivo u ofreciéndoles comidas.

En mayo de 2011, una tesis académica publicada en una revista médica china llevó a cabo un estudio sobre el asunto y determinó que alrededor del 55 por ciento de los pacientes chinos habían pagado sobornos.

Mientras que el personal del hospital obtiene beneficios de los sobornos, los costos médicos siguen siendo exorbitantemente altos para los ciudadanos comunes. Un informe en China Week, una revista editada por el servicio estatal China News Service, señaló que las tarifas hospitalarias aumentaron a una tasa anual de 20 por ciento.

Muchos productos farmacéuticos importados de países extranjeros tienen impuestos y aranceles de elevado valor agregado, lo que agrava la carga financiera de muchos ciudadanos con enfermedades.

Y en enero pasado, una exposición editada por la agencia estatal de noticias Xinhua reveló que el Hospital Afiliado N° 3 de la Universidad de Medicina China de Anhui llevó a cabo una estafa de seguros al dar diagnósticos falsos a los pacientes con el fin de obtener los pagos del seguro. De esta manera, el hospital obtuvo ingresos para el tratamiento y pudo atraer a más “clientes”, beneficiandose de los pacientes.

A través de  La Gran Época.

El reciente despido de funcionarios de hospitales en una provincia china revela una corrupción generalizada en el ámbito médico
Califique esta publicación
Categorías: China

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds