Los ciudadanos estadounidenses y de otros países occidentales pueden llamar a Donald J. Trump con muchos nombres diferentes, pero en China, mucha gente se dirige a él como “Chuan Da Ye”.

“Chuan” es la pronunciación china de Trump. “Da” significa gran o grandioso, y “Ye” significa abuelo, abuelito, o más ampliamente, un hombre mayor. Así que “Chuan Da Ye” puede traducirse como “poderoso abuelo Trump”.

Para las personas que conocen bien el idioma chino, las palabras “Da Ye” juntas tienen connotaciones de afirmación, respeto, afecto, autoridad, capacidad y algo más. Cuando la gente llama a alguien “Da Ye”, a menudo significa que están dispuestos a seguir a esta persona, al menos moralmente, y preferirían estar del lado de este hombre que oponerse a él.

Aunque los medios de comunicación oficiales chinos, controlados por el Partido Comunista, describen a Occidente y a Estados Unidos como “la fuerza hostil de Occidente”, muchos internautas chinos que saben cómo “saltar” la Gran Muralla china de Internet muestran su afecto por Trump llamándolo “Chuan Da Ye”. Les gusta su dureza, su personalidad y el hecho de que es súper rico y exitoso.

Contraataque

Un significado más profundo subyacente al apodo es el hecho que, a los ojos de algunos chinos, Trump se atreve a enfrentarse al Partido Comunista Chino (PCCh), que reprime a su propio pueblo durante décadas.

Como ellos mismos podrían no tener el coraje o la capacidad de luchar contra el PCCh, muchos internautas chinos se muestran contentos de ver a Trump haciéndolo.

Un ejemplo se dio cuando sucedió el escándalo que estalló recientemente en China, con cientos de miles de niños expuestos a ineficaces vacunas DPT (difteria, Bordetella pertussis (la tos ferina/tosferina) y el tétanos). Muchos padres chinos enojados inundaron las cuentas de los medios sociales chinos de la Embajada de Estados Unidos en Beijing. Dejaron numerosos comentarios y pidieron a la administración de Trump que “se deshaga del malvado gobierno”.

Algunos incluso marcaron en los mapas las coordenadas de las dos fábricas que falsificaron datos y vendieron vacunas ineficaces, y pidieron a Estados Unidos que destruya estas fábricas, ya que también producen “armas químicas” con misiles de crucero Tomahawk.

La gente recordaba que todavía no se había hecho justicia tras el escándalo de la leche maternizada, que en 2008, según cifras oficiales, enfermó a 300.000 bebés, hospitalizó a 54.000 y mató a seis.

El 14 de diciembre de 2016, en un quiosco de Shangai, se ve una revista china en la que aparece el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, en la portada. El titular de la portada dice: “Nuevos héroes crean nuevas órdenes y el mundo cambia por ellos”. (JOHANNES EISELE/AFP/Getty Images)

Cambio Político

Algunos intelectuales, comentaristas y defensores de la democracia chinos creen que Trump puede lograr algo más que un “Da Ye”, al provocar cambios políticos a través de los económicos.

Jin Yan, un comentarista chino, escribió en un artículo que desde que Trump es presidente, el mundo ha visto cambios que no habían ocurrido desde la Guerra Fría.

Él piensa que Trump derrotó fácilmente los esfuerzos del llamado “Hezong”, o integración vertical del PCCh, con sus propias estrategias de “Lianheng”, o integración horizontal.

Tanto “Hezong” como “Lianheng” son estrategias chinas muy famosas que se remontan al período de los estados en guerra (475-221 a.C.). Durante ese tiempo, los países más pequeños trataron de formar diferentes alianzas para luchar juntos contra los países más grandes.

Jin piensa que durante la reciente guerra comercial, aunque China quizo adoptar la estrategia “Hezong” y formar una alianza con Europa para oponerse a Estados Unidos, Trump de alguna manera dio vuelta a la tortilla del régimen chino y alcanzó un acuerdo de “aranceles cero” y “subsidios cero” con Europa.

Así mismo cree que Japón, Australia, Canadá e incluso Rusia seguirán el ejemplo y se acercarán más a Estados Unidos que a China. La idea que Jin Yan tiene de Trump, es que es un gran estratega.

Determinación

Wang Shan, corresponsal en chino de la radio francesa de actualidad RFI, cree que tanto los “enemigos” como los “amigos” de Trump subestiman, especialmente su determinación de no dejar que otros países se aprovechen de Estados Unidos, así como su determinación de poner fin a las injustas órdenes comerciales que se formaron en los últimos 30 años. Debido a esa determinación, Trump hizo las cosas a su manera, incluso mientras los líderes mundiales y los medios de comunicación lo condenaban, dijo Wang.

Wang piensa que el mundo también ha subestimado la capacidad de Trump para declarar una guerra económica contra el mundo. Desde que Trump asumió el cargo, la economía de EE.UU. superó a muchas otras economías y es cada vez más y más fuerte. Por lo tanto, Trump tiene suficiente “munición” para llevar a cabo una guerra contra las relaciones comerciales injustas.

Por otro lado, países como China se volvieron muy dependientes de Estados Unidos, incluso cuando lo perjudicó a largo plazo. Si la guerra comercial se profundiza, el régimen chino no tendrá nada con qué luchar. Al tener muchas menos importaciones de Estados Unidos que exportaciones, el régimen no puede igualar los aranceles de Estados Unidos.

“Guerra integral”

Tang Hao, un comentarista chino, piensa que Trump está librando una “guerra integral” contra el Partido Comunista Chino (PCCh).

“La guerra comercial entre Estados Unidos y China no es una guerra comercial internacional tal como aparece en la superficie”, dijo Tang. “Es, de hecho, una guerra entre la naturaleza del PCCh y la humanidad, y una guerra entre los principios universales del mundo internacional y la cultura partidista del PCCh. También es una guerra entre el malo y el justo, dirigida por Estados Unidos y a la que se une el mundo”.

El 14 de diciembre de 2016, en un quiosco de Shangai, se ve una revista china en la que aparece el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, en la portada. El titular de la portada dice: “Nuevos héroes crean nuevas órdenes y el mundo cambia por ellos”. (JOHANNES EISELE/AFP/Getty Images)

Chen Kuide, editor jefe de “China en Perspectiva”, una revista en línea en chino, piensa que Trump ha creado “una nueva era”.

“Al principio, muchas personas, incluyéndome a mí, teníamos puntos de vista muy negativos sobre Trump. Tiene muchos defectos”, dijo Chen a un reportero de la edición china de La Gran Época. “Sin embargo, ha creado una nueva era con sus instintos políticos y económicos”.

Chen dijo que Trump rompió con éxito el status quo que se formó desde el siglo pasado e hizo posible que se produzcan cambios reales.

El economista del centro de pronósticas Anderson de la Universidad de California, William Yu, piensa que Trump tiene una fuerte voluntad de ayudar a China a reformarse y convertirse en un mejor país, con un mejor sistema económico.

“Trump es muy firme, y tiene un fuerte sentido del bien y del mal”, dijo Yu. “En términos de política internacional, no teme a nada y es muy valiente. Siento que se parece mucho a Reagan de hace 30 años”.

“En la década de 1980, la Unión Soviética luchó contra un Estados Unidos liderado por Reagan, y terminó colapsando. La situación es la misma con China ahora”.

“No creo que el resultado sea demasiado bueno para China si sigue luchando contra Estados Unidos. Muchos resultados inesperados podrían suceder. La mejor manera es trabajar con Trump”.

Una foto de Trump estrechando la mano de Reagan ha sido ampliamente compartida en los medios sociales chinos, con el siguiente pie de foto, en chino: Reagan a Trump: “Déjame deshacerme del Partido Comunista en la Unión Soviética primero; tu encuentra alguna oportunidad para deshacerte del PCCh en el futuro”. Trump a Reagan: “OK! ¡Trato hecho!”.

A través de La Gran Época.

El pueblo chino espera que el “poderoso abuelo Trump” ponga fin al Partido Comunista
Califique esta publicación
Temas: Categorías: China

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds