Sheng Xue, una galardonada periodista y escritora que huyó de China hacia Canadá tras la masacre de la plaza de Tiananmen en 1989, siguió de cerca la campaña de persecución contra Falun Dafa desde que empezó en China en 1999.

Ella fue una invitada inesperada en las celebraciones del Día de Falun Dafa en Parliament Hill el 9 de mayo, y comentó que vino a prestar su apoyo.

“Han pasado 19 años [desde que comenzó la persecución]. Deben haber habido miles de movimientos de resistencia en la historia de la humanidad. La resistencia de los practicantes de Falun Dafa es la más admirable”, afirmó.

Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, es una práctica de meditación espiritual que sigue los principios de verdad, benevolencia y tolerancia. Se hizo público en China en 1992, y ganó gran popularidad en un período muy corto de tiempo, con funcionarios del gobierno elogiando la práctica para mejorar la salud física y mental de sus practicantes.

Sin embargo, la gran popularidad de Falun Dafa fue vista como una amenaza por el entonces cabecilla del Partido Comunista Chino, Jiang Zemin, quien lanzó una brutal campaña de persecución contra esta práctica.

Sheng expuso siete razones para explicar por qué creía que la resistencia a la persecución de los practicantes de Falun Dafa era la más extraordinaria de la historia.

La primera razón fue simplemente el número de personas afectadas por la persecución, “un número enorme”, destacó Xue.

Fuentes oficiales del régimen chino estimaron que entre 70 y 100 millones de personas practicaban Falun Dafa antes de 1999. Observadores internacionales como Human Rights Watch y el Departamento de Estado de Estados Unidos estimaron que los practicantes de Falun Dafa representan al menos la mitad de la población de prisioneros de los campos de trabajo, que asciende a varios cientos de miles de personas, en ciertos momentos durante la persecución.

Y como el Partido Comunista Chino sigue aplicando una política de castigar a los familiares, empleadores y las escuelas de los practicantes de Falun Dafa que se niegan a renunciar a la práctica, el número de víctimas es aún mayor.

La segunda causa que hace que la persecución sea significativa es su duración: 19 años. Desde que se estableció el comunismo en China, el partido comunista aplastó rápidamente cualquier disenso de manera violenta. Falun Dafa fue la excepción.

El hecho de que los practicantes de Falun Dafa siempre fueron pacíficos en su lucha por la libertad de creencia es la tercera razón.

El cuarto motivo es el hecho de que el Partido Comunista Chino utilizó la práctica generalizada de sustraer órganos de practicantes de Falun Dafa encarcelados, un negocio espantoso que fue condenado por el Parlamento canadiense, el Congreso de los Estados Unidos y la Unión Europea.

La quinta cuestión que hizo que el movimiento fuera distinto fue el impacto que tuvieron en el mundo los practicantes de Falun Dafa en el extranjero. La escritora Xue señaló que los practicantes habían ayudado a aquellos fuera de China a entender la naturaleza malvada del Partido Comunista Chino y del comunismo mismo.

Su sexto punto es que los practicantes de Falun Dafa en el extranjero también han ayudado al mundo a entender la realidad más amplia de los abusos de los derechos humanos dentro de China.

Y su séptima razón fue que Falun Dafa se extendió por todo el mundo, a pesar de la persecución.

“Ustedes [los practicantes de Falun Dafa] son héroes”, remarcó Sheng ante la multitud de practicantes de Falun Dafa reunidos en  Parliament Hill para celebrar el Día de Falun Dafa. “Cada uno de ustedes es un héroe. Así que tengo que estar con ustedes, estar a su lado y apoyarlos”.

El diputado conservador Peter Kent se dirige a la multitud que celebra el Día de Falun Dafa en Parliament Hill en Ottawa, el 9 de mayo de 2018. (Jonathan Ren/La Gran Época)

El diputado canadiense y ex ministro del gabinete federal Peter Kent, que llevó saludos del líder del Partido Conservador Andrew Scheer a las celebraciones, describió que comparte un sueño con todos los reunidos: que un día, los ciudadanos chinos serán libres para practicar Falun Dafa en China.

“Sé, y comparto con todos ustedes el sueño de que algún día todos los ciudadanos chinos disfruten de la libertad de expresión y de reunión, de todos los derechos democráticos que con demasiada frecuencia damos por sentados aquí en Canadá”, recalcó Kent.

“Un día en que los principios de Falun Dafa se puedan decir en voz alta en la Plaza de Tiananmen: Zhen, Shan, Ren [en chino], Verdad, Benevolencia, Tolerancia”.

A través de La Gran Época.

Share
Categorías: China

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds