Compartir

Desde la última década, la trágica noticia de la cosecha de órganos en “donantes” vivos, ha conmocionado a millones de personas en todo el mundo. Se estima que China ha ganado miles de millones de dólares extrayendo corazones, hígados y riñones de gente de fe, sana y viva; especialmente de aquellos que practican el antiguo sistema de meditación llamado Falun Gong. La evidencia emergente sugiere que debido a este horrendo crimen, innumerables personas inocentes han sido asesinadas por sus órganos.

Cientos de practicantes de Falun Gong realizan una vigilia a la luz de las velas para conmemorar a las víctimas de la persecución en China, frente al consulado chino en la ciudad de Nueva York, el 16 de julio de 2017. (Benjamin Chasteen / La Gran Época)

Falun Gong (también conocido como Falun Dafa) es una disciplina espiritual basada en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Incluye cinco ejercicios suaves con una meditación sentada. La práctica se presentó por primera vez al público en 1992 y se hizo inmensamente popular en muy poco tiempo, tanto así que entre 70 a 100 millones de personas practicaban los ejercicios de meditación en 1999 tan solo en China.

El crecimiento de este movimiento espiritual pacífico alarmó al Partido Comunista Chino (PCCh) y, temiendo por su popularidad y con la supremacía ideológica del régimen basada en el ateísmo, el régimen comunista anunció de manera ilegal la prohibición de Falun Gong en 1999, y comenzó una cruel persecución hacia los millones de practicantes de la disciplina.

(Crédito: Samira Bouaou | The Epoch Times)

Durante los últimos 18 años, los practicantes de Falun Gong en China son obligados a renunciar a su creencia espiritual enraizada en los valores morales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia, y si no están de acuerdo, se les hace “desaparecer”. En 2006 fueron publicados informes impactantes que sugerían claramente que los practicantes de Falun Gong, supuestamente “desaparecidos”, en realidad fueron asesinados por el PCCh con el fin de extraer sus órganos vitales, y las ganancias generadas por este comercio de órganos no ético se estimaron en miles de millones de dólares.

La Coalición para Investigar la Persecución a Falun Gong (CIPFG, por sus siglas en inglés) fue establecida en 2006 para investigar el encarcelamiento, la tortura, el asesinato y la sustracción de órganos de practicantes de Falun Gong por parte del régimen chino. A David Kilgour, ex secretario de Estado canadiense para Asía Pacífico, y a David Matas, un reconocido abogado internacional de derechos humanos, se les pidió que investigaran las denuncias de la sustracción de órganos: los especialistas aceptaron investigar a fondo y expusieron este horrendo genocidio.

El exparlamentario canadiense, David Kilgour (I), y el abogado internacional de derechos humanos, David Matas, testificaron sobre su investigación de siete años sobre la sustracción ilegal de órganos en China en el subcomité de derechos humanos el 5 de febrero de 2013. (Matthew Little / The Epoch Times)

El 20 de julio de 2006, Matas y Kilgour presentaron los resultados de su investigación en un documento titulado “Informe sobre las denuncias de sustracción de órganos de practicantes de Falun Gong en China.

“Con base en lo que sabemos ahora, hemos llegado a la lamentable conclusión de que las acusaciones son ciertas. Creemos que ha habido, y continúa en la actualidad, la sustracción forzada de órganos a gran escala que son extraídos a practicantes de Falun Gong”, dijeron en su informe los expertos.

David Matas (Crédito: Facebook | Doctors Against Forced Organ Harvesting)

“Hemos llegado a la conclusión de que el gobierno de China y sus agencias en numerosas partes del país, en particular hospitales pero también centros de detención y ‘tribunales populares’, han asesinado desde 1999 a un número grande pero desconocido de prisioneros de conciencia de Falun Gong. Sus órganos vitales, incluyendo riñones, hígados, córneas y corazones, fueron extraídos por la fuerza y vendidos a precios elevados, a veces a extranjeros, que normalmente enfrentan largas esperas de donaciones voluntarias de tales órganos en sus países de origen”.

David Kilgour (Crédito: Facebook | Human Harvest)

Después de casi seis meses de investigación continua, Matas y Kilgour publicaron un informe, que fue revisado el 31 de enero de 2007. El informe contiene 16 nuevos elementos de prueba, e incluye entrevistas a los receptores de órganos, así como la gran cantidad de practicantes torturados o desaparecidos, la construcción a gran escala de centros de trasplante de órganos en China y la obtención de beneficios vinculados por parte del sistema militar y médico de China.

En 2009 la investigación logró otro hito cuando los expertos publicaron una versión actualizada de su informe en el libro: Bloody Harvest, The killing of Falun Gong for their organs (Cosecha sangrienta, el asesinato por sus órganos de practicantes de Falun Gong).

Es el primer libro que revela el horrible crimen de la sustracción de órganos a practicantes vivos de Falun Gong en China. El libro contiene materiales no publicados previamente. Se presenta en dos secciones: la primera sección expone las evidencias, y la segunda sección detalla las reacciones que recibió el informe final, así como algunas sugerencias sobre cómo poner fin a la práctica del uso de ‘donantes’ de órganos vivos en China.

Crédito: BloodyHarvest.info.

Las denuncias del informe sobre los crímenes de sustracción de órganos, sancionados por el estado en China, recibieron una considerable cobertura de los medios de comunicación, particularmente en Canadá, Europa y Australia. Como resultado, los gobiernos de varios países han endurecido las prácticas de turismo de trasplantes. Por sus significativos y encomiables esfuerzos, Kilgour y Matas recibieron el Premio de Derechos Humanos 2009 de la Sociedad Internacional de Derechos Humanos con sede en Alemania y también fueron nominados para el Premio Nobel de la Paz 2010.

Si deseas ayudar a detener la sustracción forzada de órganos, firma la Petición a las Naciones Unidas.

Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es un sistema de meditación de mejora personal basado en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Fue presentado al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente es practicado por más de 100 millones de personas en 114 países. Pero este pacífico sistema de meditación está siendo brutalmente perseguido en China desde 1999. Para obtener más información, visita:  falundafa.org  y  faluninfo.org.

A través de La Gran Época.

Cosecha sangrienta: impactante informe que denuncia infame asesinato de practicantes de Falun Gong
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: China

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds