El régimen comunista chino está haciendo esfuerzos adicionales para aumentar su producción nacional de soja este año en medio de una disputa comercial con Estados Unidos.

China es el principal comprador y consumidor mundial de soja, la mayoría es utilizada para alimentar al ganado. Pero Beijing anunció el 4 de abril que aplicaría un arancel del 25 por ciento a las importaciones de soja de Estados Unidos, en represalia por los aranceles comerciales impuestos por Washington a los productos chinos.

Según el diario estatal National Business Daily, que cita datos oficiales, China importó 95,54 millones de toneladas de soja en 2017; Estados Unidos fue la segunda fuente más grande de importaciones.

La amenaza de los aranceles por sí sola hizo subir los precios de otros proveedores como Brasil.

El herbicida es rociado en un campo de soja en las llanuras del Cerrado, cerca de Campo Verde, estado de Mato Grosso, oeste de Brasil, el 30 de enero de 2011. (Yasuyoshi Chiba/AFP/Getty Images)

Las autoridades de las provincias nororientales de Heilongjiang y Jilin se reunieron el fin de semana pasado para discutir acciones para impulsar la siembra de soja, según informes publicados en los sitios web del gobierno de la ciudad.

Un documento que circula en línea, publicado por el gobierno provincial de Heilongjiang, pide que este año se planten cinco millones de mu (333.333 hectáreas) adicionales con soja.

La llamada “notificación de emergencia” también pedía que se incluyeran 2 millones de mu (133.333 hectáreas) adicionales en un programa en curso para rotar el maíz con otros cultivos como la soja. Los agricultores recibirán 150 yuanes (alrededor de 23.60 dólares) por mu (alrededor de 666 m2) como compensación por plantar soja, reportó el periódico estatal The Paper.

En el sitio web oficial de la ciudad de Heihe, situada en Heilongjong, las autoridades publicaron un aviso en el que se hace referencia a las reuniones provinciales y nacionales para fomentar la siembra de soja.

Changchun, la capital de la provincia de Jilin, también delineó varias acciones para cumplir con la nueva política en un documento publicado en el sitio web oficial de las autoridades de la ciudad, fechado el 28 de abril, como el envío de funcionarios “a lo profundo del campo” para supervisar la siembra, y el lanzamiento de campañas en los medios de comunicación para promover la “tarea política” de aumentar la producción de soja.

Los informes relacionados de los periódicos y sitios web estatales del Partido Comunista Chino (PCCh) fueron eliminados en un plazo de 24 horas.

Blake Beckett de West Central Cooperative rocía un campo de soja en Granger, Iowa el 11 de julio de 2013. (Foto AP/Charlie Neibergall, Archivo)

Antecedentes

Dos semanas después de que China anunciara los aranceles a la soja, China canceló 62.690 toneladas métricas netas de compras de soja en Estados Unidos, según datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

“Lo que sea que estén comprando no es de Estados Unidos”, declaró Soren Schroder, director ejecutivo de la empresa de agronegocios con sede en Nueva York, Bunge, a Bloomberg en una entrevista telefónica el 2 de mayo.

Sin embargo, China no dejó de comprar soja estadounidense por completo; los últimos datos del USDA muestran que en la semana que terminó el 26 de abril, Estados Unidos envió 256.000 toneladas de soja a China, lo que sugiere que China no puede cortar completamente su necesidad de soja estadounidense.

Desde que China aumentó sus compras de soja brasileña, la demanda empujó los precios al alza, haciendo que la soja estadounidense sea más barata y competitiva en el mercado.

Los medios de comunicación estatales chinos anticiparon que los aranceles a la soja afectarían seriamente la economía agrícola estadounidense y reformarían el comercio mundial de soja.

Sin embargo, el 6 de abril, dos días después de que China anunciara los aranceles, se vendieron 458.000 toneladas de soja estadounidense a comerciantes distintos de China, según el USDA. La agencia gubernamental no explicó con más detalle qué países.

Los analistas creen que los países de la Unión Europea habían ordenado comprar la soja estadounidense.

Reuters contribuyó con este informe.

A través de La Gran Época.

China lanza una campaña de emergencia para impulsar la producción nacional
Califique esta publicación
Categorías: China

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds