Un legislador de Massachusetts se sumó a las voces disidentes contra la presencia de Institutos Confucio en los campus universitarios estadounidenses.

Administrados y financiados directamente por el régimen chino, los Institutos Confucio han sido criticados por tener académicos interesados en promover los objetivos políticos del régimen, bajo el pretexto de enseñar el idioma y la cultura china.

El miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Seth Moulton, envió cartas a la Universidad de Tufts y la Universidad de Massachusetts en Boston para pedirles que corten las relaciones con los Institutos Confucio, informó Boston Globe, el 9 de marzo. Ambas universidades albergan los institutos en el campus.

Foto: Seth Moulton (D-MA) (L) durante una discusión sobre el servicio militar en el Instituto Aspen en Washington, DC, el 30 de noviembre de 2015. (Mark Wilson / Getty Images)

En su carta, Moulton pidió alternativas para aprender el idioma chino y su cultura, que no provenga de “un esfuerzo antidemocrático del gobierno para restringir la libre expresión y el diálogo abierto en los campus universitarios estadounidenses”.

“El gobierno chino ha sido claro en su objetivo y su propósito de crear y expandir los Institutos Confucio en todo el país, es decir, distorsionar el discurso académico sobre China, amenazar y silenciar a los defensores de los Derechos Humanos y crear un clima intolerante al disenso o la discusión abierta”, escribió Moulton.

También envió una carta a otros 38 colegios en el área de Boston, que no tienen Institutos Confucio, instándoles a que nunca abran dichos centros.

En una serie de audiencias en el Congreso en febrero, funcionarios estadounidenses como el director del FBI Christopher Wray, advirtieron sobre la infiltración del régimen chino en la academia estadounidense, y señalaron que su agencia estaba investigando los Instituto Confucio en todo el país.

Ese mes, el senador de los Estados Unidos Marco Rubio, también envió cartas a cuatro universidades de Florida, instándolas a cerrar Institutos Confucio en sus campus.

De acuerdo con un informe de 2017 publicado por la Asociación Nacional de Académicos (NAS), hay 103 Intitutos Confucio chinos actualmente operando en los Estados Unidos.

Foto: El profesor de lengua china Fu Yongsheng señala en la pizarra durante una clase celebrada en el Instituto Confucio de la Universidad de Lagos en Nigeria, el 6 de abril de 2016. (Pius Utomi Ekpei / AFP / Getty Images)

En una entrevista con New Tang Dynasty Television, una cadena de televisión china radicada en Estados Unidos, la directora de proyectos de investigación de NAS, Rachelle Peterson, advirtió sobre los costos para la libertad académica si las universidades continúan asociándose con los Institutos Confucio.

“Existe una amenaza real que los estadounidenses las incrementen, criando una generación de estudiantes que solo conocen la versión oficial de su propia historia del gobierno chino. Tendremos una generación de estadounidenses que no saben lo que sucedió en la Plaza Tiananmen, que no saben lo que está sucediendo en Taiwán y el Tíbet, que no saben lo que les está sucediendo a quienes practican Falun Gong”, refiriéndose al grupo espiritual más prohibido y perseguido por el régimen chino desde 1999. Los estudiantes pueden recibir créditos universitarios por el hecho de tomar clases de.Instituto Confucio, dijo Peterson.

También habló de que se está silenciando a los profesores y académicos estadounidenses que estudian y enseñan sobre China. “Ellos están enfrentando presiones para no investigar sobre temas delicados, para no hablar sobre las políticas de China, por temor a que no puedan obtener un permiso para regresar a la investigación, por temor a que la Universidad tome medidas contra ellos si ponen en peligro el Instituto Confucio de una determinada universidad. Entonces esta es una amenaza seria a la integridad de la educación superior estadounidense “, dijo.

Peterson también instó a los funcionarios de Estados Unidos a que investiguen si los Instituto Confucio participan en prácticas de contratación discriminatorias. La Gran Época informó anteriormente que el sitio web oficial de los Institutos Confucio una vez contenía una prohibición explícita contra la contratación de practicantes de Falun Gong y exigía que los profesores se registraran como agente extranjero ante las autoridades federales.

Los Instituto Confucio se financian en gran parte con la oficina de Hanban, una agencia del Ministerio de Educación de China. El informe de NAS encontró que Hanban suele otorgar a las universidades alrededor de USD 150.000 como una subvención inicial, seguida de USD 100.000 para los años subsiguientes.

Citando las revelaciones del Departamento de Educación de Estados Unidos, la Crónica de la Educación Superior informó que entre 2010 y 2016, Hanban dio a 15 universidades de Estados Unidos más de USD 17 millones en obsequios y contratos. Debido a que solo se les pide a las universidades que reporten contratos de más de USD 250.000 o más, el total real es probablemente mucho más alto.

A través de La Gran Época.

Share
Categorías: América China EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds