Dicen que con buena publicidad cualquier producto puede venderse. Posiblemente sea cierto, pero cada regla tiene su excepción. En el mundo de los automóviles, le excepción podría ser el Subaru Tribeca. Todavía recuerdo los comerciales televisivos para la introducción del modelo en el 2005, que usando el tema “Dust in the wind” de Kansas, mostraban SUV’s de la competencia desvanecerse al paso del flamante nuevo Tribeca. El comercial sencillamente genial, pero el Tribeca resultó insípido para el paladar del consumidor Norte Americano. Demasiado pequeño, caro, agarrotado para 7 pasajeros y con un diseño frontal cuestionable, sus ventas fueron cayendo en picada, hasta que, en el 2014, Subaru terminó con su desdichada existencia.

Motivado por el increíble auge de este tipo de autos, ahora Subaru se limpia el polvo de las rodillas y viene al desquite con un nuevo utilitario de tres filas de asientos llamado Ascent, un vehículo que, a todas vistas, demuestra que el fabricante aprendió mucho de su costoso descalabro. 

Luego de pasar una semana probando el nuevo Subaru Ascent, no albergo dudas que este va a ser el verdadero “home run” de ventas que el fabricante necesita.  Es el vehículo más grande en la alineación de Subaru, y aunque la posición de manejo es alta y algo comparable con la de una camioneta, el Ascent parece encogerse y acomodarse al conductor.  Es fácil de conducir y maniobrar, incluso en situaciones difíciles, y también es fácil de aparcar, algo que suele ser un desafío con los SUV de tres filas. Con 1.93 metros de ancho, el Ascent es unos cinco centímetros más estrecho que sus competidores, como el Honda Pilot o el Chevrolet Traverse, pero tiene más altura que estos y una sensación ágil y fácilmente maniobrable, lo que ayudara a los conductores a sentirse cómodos con él en tan solo un par de días.

Hay dos configuraciones de asientos posibles. Una de 8 asientos, mientras que el Ascent Limited como el que probamos, viene listo para 7 plazas con un par de elegantes sillas de capitán. El acceso a la tercera fila es fácil, ayudado por puertas traseras de amplia apertura y un pilar de techo vertical amplio. Todos los asientos son cómodos para adultos, y Subaru ha prestado atención a los detalles que mantienen a los ocupantes satisfechos, incluyendo 19 porta vasos. Es difícil imaginar que 8 pasajeros necesiten 19 lugares diferentes para colocar sus bebidas, pero por estos días, casi nada parece imposible.

Hay otras comodidades presentes que merecen más estima, como puertos USB de 2.1 amperios para mantener dispositivos cargados al máximo en cada una de las 3 filas de asientos, disponibilidad de un “hot spot” de Wi-Fi con conexión 4G LTE y acople con Apple CarPlay y Android Auto. Todo lo anterior como prestaciones estándar en todos los niveles.

Una de las mayores sorpresas que encontré en el nuevo Ascent fue su tren motor. Subaru entra a competir en un terreno minado de fuertes contrincantes, como el Toyota Highlander, Chevrolet Traverse, Honda Pilot o el nuevo Volkswagen Atlas, y muchos de los que utilizan motores de 6 cilindros. Con más de 2.000 kilos a sus espaldas, el motor boxer turboalimentado de 2.4 litros en papel no resulta impresionante. En el mundo real, este 4 cilindros parece tener el poder listo en cualquier momento que lo necesites, y si bien los números oficiales son 260 caballos de fuerza y 270 libras pie de torque, tras el volante se siente como un motor de mucha más potencia. La magia la produce la última versión del distintivo Boxer 4 de Subaru, con inyección directa y un turbocompresor que enmascara cualquier retraso con la transmisión CVT, ahora muy bien tramada para simular el comportamiento de una transmisión automática. El Ascent se siente animado, muy animado diría yo, cuando estas tras el volante.

La tracción simétrica en todas las ruedas de forma estándar es una de las principales razones por las que Subaru, es una marca sólida en áreas donde el invierno “enseña los dientes” con cierta brutalidad, como el Noroeste Norte Americano donde vivo.  Sin embargo, otro atractivo para la marca que debe hacerse interesante para las familias, es el sofisticado conjunto de tecnología de seguridad estándar en la suite Eyesight. Sobre la base de un par de cámaras montadas en el parabrisas, Eyesight se fija en las marcas de carril y las señales de tráfico, y alimenta las funciones de asistencia del conductor. La asistencia para el mantenimiento del carril, la alerta de precolisión con frenado de emergencia y el control de crucero dinámico -capaz de mantener el vehículo según el flujo del tráfico- se refinan y trabajan muy bien. Otros fabricantes cobran miles de dólares por estas prestaciones, pero algunos como Toyota y ahora Subaru, simplemente lo ofrecen de forma estándar.

Hablemos de precio y niveles de acabado. El modelo base Ascent viene con una lista satisfactoria de características estándar por $31,995 dólares, pero por no mucho más y en el rango de los $34,195, el Premium ofrece un mejor paquete, con calefacción en los asientos delanteros que también tienen ajuste eléctrico, punto WI-Fi, control de clima en la segunda fila, monitoreo de punto ciego, alerta de tráfico cruzando en la parte trasera y una pantalla de mayor tamaño entre otras adiciones. Quedan el Subaru Limited en los $38,995 y el más completo y caro de todos, el Touring, que comienza en los $44,695 y agrega comodidades como un amplio techo solar panorámico, sillas de capitán en la segunda fila y cámaras en 360 grados.

El Subaru Ascent 2019 entra en la pelea de los SUV de tamaño mediano como un vehículo familiar altamente competente, con excelente precio y mucho para gustar por dentro y por fuera. El sólido equilibrio entre comodidad, capacidad y valor, lo coloca bien arriba en mi lista de preferencias para este tipo de auto, y de seguro, ya ha puesto también en alerta a sus rivales. Aunque dicen que segundas partes nunca han sido buenas, aquí parece estar la desmentida.  En su segundo intento con SUV de tres filas, Subaru, ha colocado el dardo en la diana.

Más sobre autos en: Automotriz TV

Por: Roger Rivero

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

Subaru Ascent: Segundas partes pueden ser muy buenas
Califique esta publicación
Categorías: Autos

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds