Compartir

La oposición venezolana pronosticó que el marco político en 2018, año de elecciones presidenciales, tendrá un aumento de la conflictividad social y una nueva estrategia represiva del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

La alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) presentó un balance de 2017 y el horizonte que se le presenta al país para el próximo año, para cuando están previstas elecciones presidenciales y el mandatario Nicolás Maduro buscará una reelección.

La MUD se comprometió a escoger a comienzos del año un candidato unitario opositor para esas elecciones y además presentarle al país un programa como proyecto de cambio.

Advirtió que ante la creciente conflictividad social, el gobierno planea una nueva estrategia represiva con la “cínica excusa” de la defensa de la soberanía.

En su balance, la MUD dijo que 2017 fue un año “triste y doloroso” y que 2018 será tan difícil y “peligrosamente incierto”. Señaló que el país se dirige “aceleradamente al despeñadero”.

“El escenario cotidiano de los venezolanos se agrava con el paso de los días en una desesperante lucha por niveles mínimos de supervivencia. Nuestro país tiene hoy la mayor inflación del mundo y la única hiperinflación del planeta”, indicó la MUD.

Además, agregó, “el decrecimiento económico más severo de la región, la escasez de alimentos y medicinas más aguda de América Latina, la tasa de homicidios más alta del mundo y es la nación más pobre en términos de ingreso de todo el continente”.

Añadió que mientras la tragedia humanitaria se desarrolla y los venezolanos se empobrecen, de la cúpula del poder “brotan los más escandalosos casos de corrupción”, entre ellos los denunciados en la petrolera estatal PDVSA.

“La consecuencia es un país empobrecido a niveles de mendicidad, con los niveles de desigualdad social más altos de los últimos 20 años, y un cogollo (cúpula) de privilegiados enriquecidos que andan en carros blindados, escoltas y aviones privados y con acceso a comida y medicamentos comprados en el extranjero con divisas obtenidas a través del mecanismo de desfalco más perverso”, afirmó.

En su balance, la MUD indicó que la respuesta del gobierno al malestar social fue la “sangrienta” represión a las protestas que entre abril y julio dejaron más de 100 muertos.

Asimismo, señaló, impuso de manera “ilegítima y fraudulenta” la Asamblea Constituyente con poderes plenipotenciarios, con la cual, afirmó, ha derogado la Constitución.

La coalición opositora pronosticó que 2018 será el año “más duro y difícil que hayan enfrentado los venezolanos”.

“En primer lugar, la crisis económica y social será con mayor fuerza la gran protagonista, producto de la estupidez del gobierno en insistir con medidas que solo agravan tanto los problemas macroeconómicos como la tragedia cotidiana”, alertó.

También indicó que se avecina el reforzamiento de una nueva estrategia represiva, a través de la fraudulenta Constituyente, con la excusa cínica de la defensa de la soberanía.

Agregó que por medio de esa excusa se piensa perseguir y castigar con la amenaza de “traición a la patria” cualquier señalamiento a la corrupción de la oligarquía oficialista o cualquier acción orientada a la superación de las penurias de los venezolanos.

“Un tercer elemento del escenario que se nos aproxima es un seguro e inevitable aumento de la conflictividad social, producto del agravamiento de la crisis económica y social”, advirtió.

La MUD se comprometió a reforzar la unidad interna de los partidos que la componen y proceder a la elección a comienzos de año de un candidato para las presidenciales.

A través de: NTX.

Oposición venezolana alerta de crecientes conflictos sociales en 2018
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: América Venezuela

Video Destacados