Redacción BLes – El lago Maracaibo, el mayor reservorio de agua dulce de Sudamérica situado en el noroeste de Venezuela está gravemente contaminado.

Graves derrames petroleros no solo acabaron con la vida marina, sino que provocaron graves enfermedades en la población local.

Solía ​​haber más de 500 pozos de petróleo bombeando petróleo a la superficie en el lago, explica el medio Sky News.

El petróleo empapa las orillas del lago más grande de sudamérica.
El petróleo empapa las orillas del lago más grande de sudamérica.

Sin embargo, ahora todo lo que quedan son estructuras rotas que emergen del agua sucia. 

Los lugareños denuncian que hay tuberías rotas y constantes fugas de aceite y gas. 

“Tenemos tantos tubos de petróleo que están rotos y todos los días vemos el petróleo flotando en el agua”, explica a Sky News Alirio Lujano.

Los pescadores del lago ya no tienen una fuente de ingresos, ya que los peces murieron y las orillas del lago están empapadas de petróleo, contaminando toda la zona de alrededor. 

José Toro Hardy, economista y exdirectivo de la compañía estatal venezolana asegura a Panampost que, desde que Chávez expropió y nacionalizó las empresas que prestaban sus servicios en el lago, se produjo un daño ecológico irreparable.

Grandes cantidades de crudo se están acumulando en las orillas sin ningún plan de limpieza que minimice la tragedia ecológica.
Grandes cantidades de crudo se están acumulando en las orillas sin ningún plan de limpieza que minimice la tragedia ecológica.

“El Lago de Maracaibo ha sido sometido a una intensa producción petrolera desde hace muchos años”, asegura Hardy. 

“Ahí nace la industria petrolera de Venezuela, en el fondo del lago hay miles de tuberías abandonadas y que generan fugas por falta de mantenimiento”, señaló.

“Va a ser difícil recuperarlo”, afirma triste. 

La empresa estatal del país, PDVSA, ahora está dirigida por un general militar sin experiencia petrolera; muchos de sus trabajadores fueron despedidos hace mucho tiempo y los que quedan se quejan amargamente de que sus salarios son equivalentes a unos pocos dólares al mes debido a la hiperinflación rampante, explica Sky News.

Los pescadores, que ya no logran capturar casi nada, viven rodeados de estos residuos que incluso tienen en la piel. 

Un pescador, Wilmer Medina, dice: “Esto no era así hace años. Se podía ver la arena (sin aceite), se podía ver el agua. Esto está rompiendo nuestros corazones”.

El experto denuncia que bajo el régimen chavista la empresa no ha prestado ninguna atención al tema ecológico.

Derrames de petróleo y escapes de gas han acabado con la vida en el lago.
Derrames de petróleo y escapes de gas han acabado con la vida en el lago.

“Aunque siempre ha habido contaminación, antes existía una profunda preocupación por el tema ecológico, cuando yo era miembro del directorio de PDVSA, si había un derrame de petróleo, en mi computadora sonaba una alarma para atender la situación; esa preocupación ya no existe”, explica Hardy.

videoPlayerId=45e74a4eb

El lago Maracaibo, situado en el nororeste de Venezuela es el lago más grande de Sudamérica con 13.280 kilómetros cuadrados y una costa que se extiende a lo largo de 728 kilómetros. 

Desde 1914 se han perforado en la cuenca del Maracaibo más de 15.000 pozos petrolíferos. 

Sin embargo, no ha sido hasta que la gestión de la extracción de crudo pasó a las manos del régimen chavista que se empezaron a dar los serios problemas ambientales que ahora enfrenta el emblemático lago. 

El régimen de Maduro, hasta el momento, no ha emprendido ninguna medida para la limpieza del lago ni para la reparación de las fugas que siguen vertiendo crudo y gas a sus aguas. 

¿Conoces nuestro canal de Youtube BLes Mundo? ¡Suscríbete! 

 

Ir a la portada de BLes. 

Video Destacados