El presidente Donald Trump sugirió el 9 de julio que Beijing puede haber respondido a las tarifas de Washington sobre los bienes chinos presionando a Corea del Norte para que la prensa publicara declaraciones de tono amargo sobre las conversaciones con un alto diplomático estadounidense.

El 7 de julio Pyongyang publicó una larga declaración después de la visita de dos días del secretario de Estado, Mike Pompeo. El régimen comunista acusó a Estados Unidos de hacer “demandas de estilo mafioso” unilateralmente y que la postura de Washington era “lamentable”. A pesar del sentimiento negativo, Pyongyang expresó estar dispuesto a respetar el acuerdo firmado por Trump y el líder norcoreano, Kim Jong Un.

Pompeo hizo caso omiso a los comentarios negativos durante una conferencia de prensa en Tokio el 8 de julio, y nuevamente en Afganistán el 9 de julio, diciendo que ambos lados hicieron progresos durante las conversaciones. Trump le recordó a Kim el acuerdo firmado el mes pasado en Singapur.

“Confío en que Kim Jong Un respetará el contrato que firmamos y, aún más importante, nuestro apretón de manos. Acordamos la desnuclearización de Corea del Norte”, escribió Trump en Twitter. “China, por otro lado, podría estar ejerciendo una presión negativa hacia el acuerdo debido a nuestra postura con respecto al comercio chino, ¡espero que no!”

China es el principal socio comercial de Corea del Norte. La semana pasada, Washington impuso tarifas por USD 34.000 millones sobre los bienes chinos. Beijing respondió con una represalia de impuestos sobre productos estadounidenses.

El día anterior al mensaje de Trump, el Senador Lindsey Graham (republicano por Carolina del Sur) dijo que él cree que China está detrás del cambio de tono de Corea del Norte.

“Veo las manos de China en esto. Estamos peleando con China”, dijo Graham a Fox News Sunday.

“Si yo fuera el presidente Trump, no permitiría que China utilice a Corea del Norte para hacerme retroceder en la disputa comercial. Tenemos más balas que ellos en lo que se refiere a comercio”, agregó Graham.

Estados Unidos depende de China para imponer sanciones contra Corea del Norte. La mayoría de los productos ingresan a Corea del Norte a través de la frontera china. Trump agradeció anteriormente al mandatario chino Xi Jinping por reforzar las fronteras, pero recientemente sugirió que China relajó su control de las mismas.

A través de La Gran Época

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds