YABUCOA, Puerto Rico (AP) — Puerto Rico y las Islas Vírgenes podrían recibir fuertes vientos y torrenciales aguaceros el lunes debido a los residuos de la tormenta tropical Beryl.

La tormenta se disipó tras pasar sobre Dominica y virar hacia el este del Caribe, pero el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos vaticinó que los retazos podrían causar entre 5 y 8 centímetros (2 a 3 pulgadas) de lluvia. Otros expertos advirtieron que podrían producirse inundaciones y deslizamientos en Puerto Rico y las islas Vírgenes Estadounidenses.

Para la mañana del lunes se reportaron varias interrupciones del servicio eléctrico en Puerto Rico.

El gobernador Ricardo Rosselló le pidió a todos los que no tengan un techo sólido irse a vivir donde familiares o buscar otros refugios.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos emitió una alerta de torrenciales aguaceros y vientos de más de 80 kilómetros por hora (50 millas por hora) para el este de Puerto Rico. Se anticipa que el centro de la tormenta pasará por el sur der la isla.

Share
Categorías: América

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds