FORT MEADE, Maryland, EE.UU. (AP) — La policía respondió a un tiroteo el miércoles afuera de las oficinas de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos en Fort Meade, donde las autoridades detuvieron a un sospechoso después de que una camioneta negra se impactó contra una barrera.

Cheryl Phillips, portavoz de Fort Meade, confirmó por teléfono que una persona resultó herida en la balacera afuera de la base y que fue llevada al hospital.

“La policía de la NSA y las agencias locales están analizando un incidente que ocurrió esta mañana en uno de los accesos vehiculares de la NSA. La situación está bajo control y no hay actualmente una amenaza a la seguridad”, informó la agencia en un comunicado.

El presidente Donald Trump ya fue informado del tiroteo en Fort Meade y la Casa Blanca ofreció sus pensamientos y oraciones a los afectados, dijo la portavoz Lindsay Walters.

El FBI envió gente a investigar.

Una imagen captada desde un helicóptero de la televisora WRC-TV mostraba a policías y bomberos en la zona de acceso vehicular de la instalación. La televisora dijo que podían verse perforaciones de bala en el parabrisas del vehículo y que varias bolsas de aire de la camioneta se inflaron. En el piso podía verse material salpicado de sangre.

A pesar de que hay señalamientos vistosos en la carretera, los conductores ocasionalmente toman la salida equivocada y terminan en las puertas de esta instalación fuertemente resguardada. La mayoría de los conductores siguen cuidadosamente las órdenes de los agentes federales armados y se dan vuelta sin dar mayor problema.

Sin embargo, a inicios de 2015, la policía de la NSA baleó a dos personas que desobedecieron órdenes afuera de la base. Un conductor murió después de que los agentes dispararan contra una camioneta SUV robada. Después las autoridades dijeron que los hombres le robaron su vehículo a un hombre que los recogió para llevarlos a una fiesta en un motel.

Share
Categorías:América EE.UU

Video Destacados