Jason Contreras, de 18 años, fue uno de los jóvenes que sobrevivió al accidente que terminó con el bus Meltur volcado en Mendoza y que dejó a 3 menores de edad fallecidos.

Tras la tragedia, fue consultado por lo ocurrido en los momentos previos al impacto. “El bus venía muy rápido. Empezó a adelantar camiones en las curvas. La gente le gritaba que venía muy rápido. Cuando pasamos la frontera, quiso adelantar a un camión. Y se tiró hacia el lado, ahí fue cuando nos tumbamos. Vi cómo explotaban los vidrios. Todo. Después salimos y vimos a toda la gente llorando”, relató al diario mendocino Los Andes.

Su madre, Ruth Rozas también viajó con él para acompañarlo a jugar por Colo Colo en Paraguay.

Producto del accidente, ambos fueron atendidos en el hospital de Uspallata por lesiones y heridas menores. Ella sufrió un golpe en la cabeza y él una fractura en un dedo junto a una herida en el mentón provocado por los vidrios que se rompieron tras el impacto.

“Apenas llegamos a Argentina el chofer quiso adelantar un camión, pero le tocó un bus de frente, él se tiró a la orilla y empezamos a dar vueltas. Quedamos todos colgados, no podíamos salir y fallecieron tres que iban con nosotros”, relató la mujer.

Las dos víctimas entregaron su testimonio mientras esperaban en la comisaría de Uspallata entregar su declaración al fiscal a cargo del caso, Carlos Torres.

Para cerrar, el joven reveló que una acción del profesor a cargo salvó muchas vidas en los momentos previos al fatal accidente: le pidió a los niños que se pusieran el cinturón.

A través de:  Bío Bío Chile.

Share
Categorías:América Chile

Video Destacados