El emblemático Castillo de San Felipe de Barajas que vigila sobre el mar Caribe, desde la ciudad de Cartagena, Colombia, y  es uno de los principales atractivos turísticos del país, defendió la ciudad cientos de años pero ahora se encuentra bajo amenaza.

Un microorganismo está minando su estructura y crea huecos y cavidades que lentamente socavan su estabilidad, tal como lo relató Aida Barbosa a la BBC.

“La concha negra es una patología o enfermedad que atraviesa el mineral o los objetos rocosos“, dijo la experta de la Universidad de Cartagena.

videoPlayerId=1049ece54

Ad will display in 09 seconds

Igualmente explicó que no se trata de una bacteria, sino de un organismo microscópico que habita dentro de los moluscos por lo que se le confiere el nombre de ‘concha negra’.

Cartagena es uno de los principales destinos turísticos de Colombia.

Las afectaciones

“Muchas de las fortificaciones en América Latina de esa época fueron hechas con las rocas que tenían a la mano y tenían mucho coral afectado”, sigue ilustrando la microbióloga, que también hace notar que la bioreceptividad de la roca porosa, con la que ha sido construido el Castillo de San Felipe, es justamente la que lo hace susceptible al deterioro.

Para acelerar el efecto destructivo de los corpúsculos contribuye activamente la humedad y la alta luminosidad solar, condiciones que son muy favorables al desarrollo de las diminutas colonias que se aprovechan de la roca.

El equipo de la Universidad de Cartagena, coordinado por Aida Barbosa, ha estudiado el efecto de la ‘concha negra’ sobre las murallas y demás fortificaciones durante 10 años y descubrió que se produce la pérdida de calcio.

“Desde el punto de vista físico y químico las reacciones que presenta el monumento muestran cómo se está descalcificando las roca”, añadió la investigadora.

Actualmente hay un equipo de mantenimiento y restauración que resulta insuficiente, se llama Escuela Taller y dijo que se requieren recursos más elevados para cumplir a cabalidad con sus funciones.

“Se necesitan que sean de mucha mayor escala, porque esto no se hace solamente con recursos propios, hay que integrar en esa dinámica no solamente al Gobierno nacional sino también ayudas internacionales”, manifestó Mario Zapateiro, director de obra de la Escuela Taller, según Canal 1.

En Cartagena varios edificios antiguos son afectados por la ‘concha negra’.

La solución

El equipo de estudiosos propone una campaña a gran escala que involucre cooperación internacional y la inversión de millones de dólares para preservar el mayor tiempo posible este patrimonio de la humanidad.

En la práctica la solución consiste en aplicar una pintura cuyos componentes podrían proteger las superficies más dañadas de los antiguos muros.

Sirven de ejemplos alternativos a las soluciones las empleadas en Europa, donde también se han reparado monumentos similares, si bien el elevado costo sigue siendo una constante.

Otra de las posibilidades consiste en reemplazar las piezas más deterioradas, ya que se calcula que hasta el 24 por ciento se ha arruinado por la ‘concha negra’ y otros procesos destructivos, según el mismo medio.

Antecedentes

Cartagena fue uno de los baluartes para la seguridad de la ciudad durante la época de la colonia, y posteriormente marcó un hito al inicio del proceso de emancipación del continente.

La ciudad que fue declarada patrimonio universal de la humanidad, data del siglo XVI y se equipara a las de La Habana, Cuba y Campeche, en México.

“Es un patrimonio prehispánico que hoy por hoy se debe conservar por su valor para la humanidad”, concluye Aida Barbosa, según BBC.

José Ignacio Hermosa – BLes

Qué es el microorganismo “invasor” que devora las históricas murallas de Cartagena, Colombia
Califique esta publicación
Categorías: América Colombia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds