México, 10 Ene (Notimex).- Personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró las obras y actividades de extracción de minerales en el municipio de Peñón Blanco, Durango, por carecer de la autorización en materia de impacto ambiental.

En una visita de inspección el 18 de diciembre de 2017, los inspectores ambientales constataron que la empresa Extractos Metálicos extraía oro, plata, plomo, zinc y cobre mediante flotación.

En ese proceso empleaban reactivos químicos como cianuro, cal hidratada, carbonato de sodio, silicato de sodio, sulfato de cobre, nitrato de plomo, ácido sulfúrico, ácido fluorhídrico, ferrocianuros, hidróxido de sodio, dióxido de azufre, así como espumantes, colectores y modificadores.

Proyecto minero en Durango.

La Profepa indicó, en un comunicado, que las actividades de esa compañía afectaron una superficie de 16 mil 370 metros cuadrados, en un terreno con vegetación xerófila típica de ambientes semidesérticos.

El responsable del proyecto no exhibió la autorización que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y/o un informe preventivo, ya que por el tipo de obra y giro del proyecto, requiere autorización previa.

En ese sentido, impuso como medida de seguridad la Clausura Total Temporal a las obras y actividades en comento detectadas en el sitio inspeccionado, con base en la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente y su reglamento en materia de Evaluación del Impacto Ambiental.

A través de: NTX.

Share
Categorías: América México

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds