Redacción BLes – El Procurador General de los Estados Unidos, Jeff Sessions, evalúa investigar a las compañías de las grandes redes sociales, de acuerdo las fuentes citadas por Bloomberg.

Por su parte, Sessions recibirá el 25 de septiembre las conclusiones del estudio que varios fiscales generales del Estado están llevado a cabo actualmente en este aspecto.

Dicho informe tendría por objeto ayudar a Sessions a “decidir si hay un caso federal contra empresas como Google, Facebook de Alphabet y Twitter” en lo que respecta a la violación de las leyes de protección del usuario y antimonopolio, describieron los informantes al medio.

En este sentido, según cita Bloomberg, el Departamento de Justicia anunciaba a principios de este mes que el Procurador General “había convocado una reunión con varios fiscales generales del Estado para discutir la creciente preocupación de que estas compañías puedan estar dañando la competencia y sofocando intencionalmente el libre intercambio de ideas en sus plataformas”.

Discriminación de contenidos conservadores

Una de las razones por las que Sessions decidió reunirse con los funcionarios estatales es para determinar si existen evidencias de parcialidad en contra de contenidos y usuarios conservadores por parte de los tres gigantes de Silicon Valley (Google, Facebook y Twitter), aclara Bloomberg.

El procurador general del Estado, Jeff Sessions.

Tanto el presidente de los EE.UU., Donald Trump, como muchos otros congresistas y personalidades republicanas, han denunciado repetidamente la censura a la que se están viendo sometidos por parte de las compañías citadas.

“Las redes sociales discriminan totalmente a las voces republicanas/conservadoras”, tuiteó Trump en agosto.

“Hablando alto y claro por la Administración Trump, no permitiremos que eso suceda. Están cerrando las opiniones de mucha gente de la DERECHA, mientras que al mismo tiempo no hacen nada a los demás”, advertía el mandatario.

Como se muestra en el vídeo (en inglés), el presidente Trump alertaba a finales de agosto durante una entrevista en el Despacho Oval de la Casa Blanca que las redes sociales no podía seguir censurando miles y miles de sitios de contenidos conservadores.

“Creo que Google, Twitter y Facebook realmente están adentrándose en un terreno muy peligroso y tienen que tener cuidado”, aseguró el dignatario.

Los estados poseen la autoridad para investigar “conductas anticompetitivas y prácticas engañosas empresariales”, advirtió el mandatario.

Las controvertidas redes sociales

El encuentro informativo del 25 de septiembre reunirá a los fiscales generales de Alabama, Nebraska, Tennessee, Louisiana y Texas.

El Procurador General de Louisiana, Jeff Landry, afirmó que se encuentra “emocionado” tras observar el interés que ha mostrado el Departamento de Justicia.

La semana pasada, Landry había manifestado durante una entrevista en ‘KEEL News Radio 710’ que se encuentra “extremadamente preocupado” por la recolección de datos que llevan a cabo Google, Facebook y Twitter, y por la supuesta eliminación de los puntos de vista conservadores. 

“El problema es que no tienen competencia”, lamentó Landry señalando el gran poder que poseen las tecnológicas mencionadas, de acuerdo a Bloomberg.

En este clima, una portavoz del Procurador General de Arizona, Mark Brnovich, declaró el martes que habían sumado a un “abogado externo” al equipo que investiga si Google efectúa el rastreo fraudulento de las ubicaciones de sus consumidores a través de sus teléfonos inteligentes, aún cuando estos deciden prescindir del servicio:

“Aunque no podemos confirmar la compañía o compañías que se hallan en el centro de esta investigación, decidimos seguir adelante y contratar a un abogado externo”, aseveró la portavoz de la oficina, Katie Conner.

Conner explicó que la investigación se inició “después de una serie de informes de noticias preocupantes, incluyendo una historia reciente que destacaba el supuesto seguimiento de Google de los movimientos de los consumidores, incluso cuando los consumidores intentan optar por no recibir dichos servicios”.

El edificio de Google en Silicon Valley / Imagen de Archivo.

El año pasado el Procurador General de Missouri, Josh Hawley, ya había abierto una investigación antimonopolio para dilucidar si Google “manipula los resultados de las búsquedas para beneficiar a sus propios productos y ‘araña’ información sin permiso de sus competidores”.

Los gigantes se defienden

Las plataformas sociales, que defienden que las políticas de censura se encaminaban a combatir las amenazas, el odio, el acoso u otras formas de discurso abusivo, admitieron que en algunos casos se habían dirigido “erróneamente” contra contenidos conservadores, como sucedió en julio, cuando Twitter limitó la visibilidad de algunos republicanos en las búsquedas de perfiles.

En septiembre de 2017, según denunciaron ante el Comité del Congreso de los EE.UU., las hermanas “Diamond and Silk” (dos personalidades conservadoras célebres en las redes sociales), comenzaron a tener problemas: Facebook empezó a limitar el alcance de sus videos, hasta acabar declarándolas “peligrosas” y prohibir sus publicaciones.

En la actualidad, todas las firmas aseguran que corrigieron estos “errores raros”.

Sin embargo, la mayoría de los republicanos cree que las principales compañías de tecnología favorecen los puntos de vista de los liberales en detrimento de los conservadores y censuran los puntos de vista políticos que consideran censurables, según se desprende de una encuesta del Pew Research Center, de principios de año, citada por Bloomberg.

Acciones posibles de la administración Trump

El presidente Trump podría “ordenar a la ‘Comisión Federal Electoral’ que investigue las prácticas de las empresas de las redes sociales”, para evaluar si la eliminación de contenidos y cuentas de conservadores y republicanos constituyó “una contribución en especie al Partido Demócrata y a sus candidatos”, comunicó Fox News.

Lynette Hardaway y Rochelle Richardson, conocidas popularmente como “Diamond and Silk” (Diamante y Seda), un dúo humorístico de hermanas “youtubers”, denunciaron sufrir la censura de los gigantes de Silicon Valley, ante el Congreso de los EE.UU.

Otra posibilidad es que la Comisión Federal de Comunicaciones revise la inmunidad concedida a estas empresas, en base a la cual no existe la posibilidad de demandarlas por difamación, al entender que se “limitan a distribuir contenido sin ejercer ningún control editorial”, algo que muchos de sus denunciantes consideran cuestionable.

En cualquier caso, al ser plataformas privadas, tienen derecho a implementar directrices que prohíban las ideas conservadores y favorezcan las liberales, siempre que hayan puesto tales políticas en conocimiento de sus accionistas. Algo que también podría ser examinado por la Comisión de Valores y Bolsa a petición del presidente, precisó Fox.

Por último, al haberse convertido en “indispensables para las empresas, las organizaciones y muchos individuos” cabe la posibilidad de que sean declaradas “de utilidad pública y regularlas en prevención de la discriminación” como ya pasó con las compañías eléctricas y telefónicas.

Al parecer, la difusión pública se podría estar viendo limitada debido a la independencia de las redes sociales. Esta situación podría revestir gravedad si realmente se confirma que se está manipulando el acceso a la información de los ciudadanos.

Todo parece indicar que se desencadenará una tormenta política con todas sus consecuencias si el Departamento de Justicia definitivamente decidiera abrir una investigación contra los gigantes de los medios sociales y examinar sus prácticas comerciales potencialmente ilícitas.

¿Planea la Administración Trump investigar a los gigantes de las redes sociales por discriminación y censura?
5 (100%) 1 voto
Categorías: América EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds