(Redacción Bles) En la ciudad amazónica de Pucallpa, al centro-oriente de Perú, en la tarde del sábado 27 de enero, apareció una bola de fuego en el cielo que dejó una estela blanca y gruesa.

Unos pobladores de los caseríos de la zona grabaron un video que publicaron en Youtube: “¡Mira el meteorito, mira el meteorito!”, decía uno de ellos.

El misterioso objeto tocó tierra en Puno, al sur de Perú, a casi 2.000 Km de donde el video fue tomado, sin generar daños materiales.

Mientras los medios locales lo describían como una “bola de fuego incandescente”, las autoridades aeroespaciales de Perú confirmaron que no fue un meteorito y que en esa misma ciudad de Pruno cayeron otros 3 objetos en forma esférica. Uno de ellos parece una pieza metálica irregular, según le dijo este martes a BBC Mundo Gustavo Henríquez, secretario general de la Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial de Perú (CONIDA).

El objeto fue avistado reingresando en la atmósfera el 27 de enero sobre Pucallpa, en el norte de Perú.

Henríquez señaló también que el objeto viajó de este a oeste y que también fue observado en el estado amazónico de Acre, en Brasil. Él afirma que “lo más probable es que se trate de tanques de combustible de satélites”, aunque una comisión de la agencia peruana que viajó a Puno aún debe confirmarlo.

Según el Componente Espacial Conjunto del Comando Estratégico de Estados Unidos, un “cuerpo de cohete ruso SL-23 reingresó en la atmósfera el 27 de enero de 2018 sobre Sudamérica (cerca de Perú) a las 11:32 pm GMT (6:32 pm hora local) aproximadamente”, según informa BBC Mundo.

En el portal web de la compañía Aerospace, que realiza investigaciones científicas independientes desde 1960, hay otros datos, como que el “cuerpo del cohete” que reingresó a la Tierra forma parte de una misión espacial que proyectó el AngoSat 1, el primer satélite de comunicaciones de Angola, lanzado el pasado 26 de diciembre, por la compañía rusa RSC Energia, desde el Cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán.

Pedazos de un cohete ruso cayeron sobre Perú.

Sin embargo, ni esta empresa, ni la agencia espacial estatal rusa Roscosmos han publicado información sobre los objetos hallados en Perú.

A la agencia espacial peruana le preocupa no haber sido notificada del posible reingreso en la atmósfera de este objeto.

“Según convenciones de la ONU, estos avisos deben darse para que las naciones estén alerta y el país responsable, además, se haga cargo de resarcir los daños”, dice Gustavo Henríquez a BBC Mundo. “Es por esto que iniciarán una investigación junto con la cancillería del país para conocer las causas del incidente”, agrega.

Por su parte, las autoridades peruanas han cercado la zona donde aterrizaron los objetos porque, explicó Henríquez, “si llegan a ser tanques de combustible de satélite pueden ser muy peligrosos”. “Normalmente llevan hidracina, un propelente tóxico que al entrar en contacto con el combustible puede poner en riesgo la vida”, afirma.

Sin embargo, en las imágenes divulgadas por la prensa local puede verse cómo los lugareños han removido uno de los objetos para revelar un cráter “de más de 30 centímetros” que dejó en el suelo.

Henríquez argumentó que, de ser un tanque, las altas temperaturas del descenso a la atmósfera “pudieron hacer que el combustible se evaporara”.

Share
Categorías:América Perú

Video Destacados