(Redacción Bles) Después de desatarse un incendio en el cuarto piso de un edificio en la ciudad de Lima en la jornada del viernes, una desesperada madre decidió lanzar a su bebé a una muchedumbre que aguardaba en la calle.

El desafortunado hecho tuvo un desenlace feliz ya que la pequeña de dos años no sufrió ninguna lesión.

Minutos después llegaron los bomberos que revisaron a la pequeña y se dispusieron a ayudar al resto de la familia que aún se encontraba en medio en medio de la humareda.

Tanto la madre, como varios niños que se encontraban en el apartamento, fueron tratados por el personal médico, no obstante, ninguno de ellos tenía lesiones de gravedad.

Hasta altas horas de la noche estuvo la policía de inteligencia revisando el lugar para determinar las causas del siniestro, cosa que preocupó a varios habitantes del edificio que no tenían otro sitio para pasar la noche.

Una de las cosas que se destaca de este suceso tiene que ver con la participación ciudadana que, sin mediar excusas, se prestó a ayudar y evitar una tragedia mayor.

David Vásquez, fue uno de los recursivos ayudantes que improvisó quitando el cobertor de su vehículo para recibier a la bebé desde los cielos. Gracias a este acto la niña se encuentra sana y salva.

Share
Categorías: América Perú

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds