LIMA (AP) — La Corte Suprema de Perú informó el jueves que aprobó la extradición a Estados Unidos de uno de los mayores exportadores peruanos de oro, quien según las autoridades estadounidenses formó parte de una gran red de lavado que enviaba oro extraído ilegalmente de la Amazonía gracias a la corrupción de algunas autoridades peruanas de aduanas.

El máximo tribunal peruano indicó en una nota de prensa que Pedro Pérez Miranda, de 58 años, está siendo juzgado en el distrito sur de Florida por conspiración para cometer el delito de lavado de dinero en agravio de Estados Unidos. En el cuadernillo de extradición se indica que Pérez junto a otros peruanos y estadounidenses participó “en una conspiración para vender billones de dólares de oro, que eran las ganancias de actividades delictivas, incluyendo el narcotráfico”. Junto a Pérez será extraditado otro peruano llamado José Morales Díaz.

De acuerdo a las investigaciones de la fiscalía del distrito sur de Florida y de la oficina de la DEA en Perú, desde 2013 Pérez Miranda y otros miembros de una estructura criminal exportaron grandes cantidades de oro ilegal y para eso sobornaron a funcionarios peruanos de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (SUNAT). El oro era vendido en Miami a una empresa de refinación de metales preciosos llamada Elemetal LLC.

Pérez Miranda enviaba el oro usando “compañías pantallas” para esconder su participación en el esquema de lavado. Sus actividades delictivas han sido corroboradas por tres estadounidenses que trabajaban en la refinería: Samer Barrage, Renato Rodríguez y Juan Pablo Granda. A este último las autoridades estadounidenses le hallaron conversaciones por Whatsapp donde alardea sobre sus operaciones de contrabando de oro, comparándose con el narcotraficante colombiano Pablo Escobar.

Las autoridades estadounidenses también afirman que el oro peruano provenía en gran parte de la región amazónica de Madre de Dios, que es el epicentro de la minería ilegal peruana donde se cometen otros crímenes como la esclavitud sexual, laboral y donde los asesinatos quedan impunes, además de la corrupción de algunas autoridades policiales y militares.

Según el cuadernillo, un testigo confidencial informó a las autoridades estadounidenses que Pérez Miranda “era el dueño beneficiario final del oro” y que junto a otros miembros de la red tenían “conocimiento de la asociación delictuosa de lavado de dinero”.

En 2017 Pérez Miranda fue detenido preliminarmente en una zona residencial de Lima y se encuentra con prisión preliminar en una cárcel a más de 4.300 metros de altitud en los Andes centrales del país. De figura atlética, negros cabellos largos y siempre adornado con relojes y cadenas de oro, era conocido en el mundo de las noticias del espectáculo como “Peter Ferrari”, por los autos lujosos que gustaba manejar.

En febrero en una entrevista con la televisora local Panamericana, Pérez Miranda dijo en su defensa que su familia se ha dedicado por décadas a la venta de oro. “Se ha exportado a Estados Unidos donde hay aduanas que controlan de dónde viene el oro y donde también trabajan empresas americanas que tienen un control exhaustivo del oro. También el dinero retorna por los bancos nacionales e internacionales”, indicó. “Acá no hay nada ilegal”.

Perú extraditará a EE.UU. a exportador de oro acusado de lavado
Califique esta publicación
Categorías: América Perú

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds