TEGUCIGALPA (Reuters) – La Organización de Estados Americanos (OEA) dijo el miércoles que su misión de observadores en Honduras podría recomendar un nuevo llamado a elecciones si detecta que las irregularidades existentes en los comicios del 26 de noviembre imposibilitan la seguridad sobre el recuento de votos.

La Misión de Observación Electoral (MOE) dijo el lunes que el estrecho margen de los resultados, las irregularidades, errores y problemas sistémicos que rodearon la elección no le permitían “tener certeza sobre los resultados”.

Luego de un escrutinio total de las mesas, el presidente Juan Orlando Hernández, del centroderechista Partido Nacional (PN), obtuvo el 42.98 por ciento de los votos frente al 41.38 por ciento del opositor Salvador Nasralla, pero aún no se ha proclamado un ganador y persisten las denuncias de fraude.

“Si las irregularidades existentes fueran de tal entidad que hicieran imposible que este proceso brinde certeza y seguridad en el recuento, la Misión se reserva el derecho de realizar las recomendaciones adicionales que considere pertinentes (…) sin descartar inclusive la posibilidad de recomendar un nuevo llamado a elecciones”, dijo la OEA en un comunicado.

Para el nuevo llamado se deberían corregir “todas las debilidades identificadas que dieron lugar a las irregularidades graves que se detectasen”.

La OEA volvió a recomendar que se hiciera un cotejo de 1,006 actas, que fueron sometidas a un escrutinio especial, con las originales recibidas y verificar 5,174 actas del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que no fueron transmitidas la noche de la elección.

Nasralla, abanderado de la coalición Alianza de Oposición contra la Dictadura, ha denunciado un fraude porque en los primeros conteos divulgados por el TSE, con el 57 por ciento de las mesas escrutadas, él ganaba con una diferencia de cinco puntos que se fue acortando hasta revertirse a favor de Hernández.

El presidente del TSE, David Matamoros, dijo la semana pasada que hubo un problema en el sistema de cómputo, pero Nasralla asegura que los problemas en transmisión y las caídas de sistemas sirvieron para cambiar las cifras que le favorecían.

PIDEN LEVANTAR SUSPENSIÓN DE GARANTÍAS

La MOE también recomendó la revisión de la participación en la votación en tres departamentos del país centroamericano, tal y como pidió la alianza opositora.

Por otra parte, la Secretaría General de la OEA dijo el miércoles que considera desproporcionada la suspensión de los derechos constitucionales, que incluye un toque de queda implantado por 10 días desde el 1 de diciembre, y “solicita el inmediato levantamiento de las mismas”.

La desconfianza en los resultados llevaron la semana pasada a protestas callejeras y actos vandálicos en varias partes de Honduras, lo que condujo al Gobierno a suspender las garantías constitucionales.

Entre las protestas y el toque de queda han muerto al menos 12 personas, según informaron por separado autoridades, familiares y fuentes.

“El proceso electoral es por excelencia la manifestación de la expresión popular, y la democracia no puede ni debe ser menoscabada por irregularidades graves, represión y muertes”, dijo la OEA en un comunicado.

Tanto Hernández como Nasralla se autoproclamaron vencedores de la elección el mismo domingo incluso antes de que el TSE diera su primer boletín oficial sobre los resultado durante la madrugada del lunes, en el que Nasralla ganaba.

El presidente del TSE, David Matamoros, reiteró el miércoles que espera tener un resultado final de las elecciones antes de la fecha límite del 26 de diciembre.

Nasralla, un famoso presentador de televisión, pidió el martes la revisión de casi la totalidad de los votos de la elección presidencial de Honduras o que se celebre una segunda vuelta con el mandatario del país, una figura que no está contemplada en la Constitución.

Hernández, quien como mandatario recibió elogios de Estados Unidos por su represión contra las pandillas callejeras violentas, no se ha adjudicado la victoria en los comentarios emitidos en los últimos días y ha llamado a esperar la palabra final del árbitro electoral.

El miércoles, dijo que él y su partido están dispuestos a aceptar las demandas de revisión de la oposición.

“Estamos listos para que se coteje lo que pidan, el Partido Nacional tienen todas las actas que respaldan su triunfo”, declaró.

(Escrito por Ana Isabel Martínez. Editado por Carlos Aliaga)

Notas relacionadas