LIMA (AP) — La OEA anuncia que enviará una delegación a Perú en la víspera de que el presidente Pedro Pablo Kuczynski se presente ante el Congreso, de mayoría opositora, que decidirá si lo remueve del cargo por incapacidad moral.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, afirmó el miércoles en su cuenta oficial de Twitter que “estamos ajustando detalles para envío de delegación de @OEA_oficial a #Peru según invitación del gobierno del Presidente @ppkamigo para hacer seguimiento a la actual situación política”.

El Congreso peruano inició el viernes el proceso de remoción de Kuczynski por mentir a la cámara tras negar en varias ocasiones haber recibido remuneraciones de la firma brasileña Odebrecht mientras era funcionario del gobierno del mandatario Alejandro Toledo (2001-2006).

Kuczynski afirma que el partido Fuerza Popular de su rival Keiko Fujimori, que domina el Parlamento unicameral, busca destituirlo con “un asalto al orden constitucional”. Fujimori no ha hecho declaraciones desde que se desató la crisis.

En tanto, el primer vicepresidente Martín Vizcarra afirmó que guarda “toda su lealtad” a Kuczynski.

“Creo que una de las características de las personas, que no se debe perder, es el concepto y el principio de lealtad que yo tengo con el presidente”, dijo a la prensa Vizcarra, quien retornó de Canadá -donde es embajador- en medio de la mayor crisis política que afronta Perú desde inicios del siglo XXI.

Según la ley, si Kuczynski es destituido Vizcarra debe asumir la presidencia. Pero Vizcarra también podría renunciar junto a la segunda vicepresidenta Mercedes Aráoz en lealtad con el mandatario, con lo que el poder quedaría en manos de Luis Galarreta, presidente del Parlamento y miembro de Fuerza Popular. Galarreta debería convocar a comicios generales durante el plazo de un año.

El domingo Kuczynski admitió que mientras era ministro de Economía y primer ministro de Toledo su empresa Westfield Capital recibió ingresos de Odebrecht por asesorías financieras. La compañía brasileña lideraba entonces dos consorcios que realizaron obras públicas en Perú.

“No negocié nada, yo soy el accionista de la empresa pero no la gestiono, yo no firmé ningún contrato ni le pedí a nadie que hiciera un contrato”, dijo Kuczynski e indicó que la asesoría con Odebrecht la realizó el director de su firma, el chileno Gerardo Sepúlveda.

El martes Kuczynski dijo a un grupo de seguidores frente a su casa en Lima que no se dejará intimidar por Fuerza Popular.

Keiko Fujimori perdió los comicios presidenciales ante Kuczynski en 2016.

El huracán de escándalos de corrupción sembrado por Odebrecht en Latinoamérica ha salpicado a todos los mandatarios peruanos desde el año 2000, cuando el Parlamento destituyó al entonces presidente Alberto Fujimori, padre de Keiko, “por incapacidad moral”. Fujimori está preso por corrupción y asesinato.

Los efectos de Odebrecht han provocado una orden de captura internacional contra Toledo, una investigación por sobornos a Alan García (2006-2011) y la prisión provisional de Ollanta Humala (2011-2016). La fiscalía también investiga a la izquierdista exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, y a la propia Keiko Fujimori.

Share
Categorías:América Perú

Video Destacados