Compartir

La Asamblea Nacional de Venezuela se prepara para definir el plan de acción que seguirá contra el presidente Nicolás Maduro, contando con el respaldo de la mayoría de los países de la región, de la OEA y de la Unión Europea.

En el inicio del segundo sexenio del Nicolás Maduro, el Congreso, controlado por la oposición, convocó a un “cabildo abierto” frente a las oficinas del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, en el este de la Caracas, para definir junto a la población las acciones para hacer frente a lo que han considerado la “usurpación” del cargo por parte de Maduro.

El encuentro será fundamental en el proceso para avanzar hacia un “gobierno de transición” y elecciones libres, afirmó el jueves el recién nombrado presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, tras invitar a los venezolanos a que se sumen a la propuesta.

Asimismo, en un mensaje que difundió en su cuenta de Twitter exhortó a las fuerzas armadas a sumarse al proceso de transición afirmando que “hoy no tienen comandante en jefe”.

El diputado a la Asamblea Nacional (AN) Juan Guaidó.
El diputado a la Asamblea Nacional (AN) Juan Guaidó.

Por su parte, Maduro tuiteó el jueves: “No permitiremos la injerencia imperial”, en abierto reto a la mayoría de sus vecinos de la región, Estados Unidos y la Unión Europea, que desconocieron su reelección.

El gobernante, de 56 años, juramentó este jueves como presidente para su segundo sexenio ante el Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el oficialismo.

Aunque de acuerdo a la Constitución venezolana el presidente está obligado a jurar ante la Asamblea Nacional, el máximo tribunal sentenció que el acto no podía hacerse en esa instancia porque los congresistas opositores estaban en “desacato” y sus actos eran “nulos”.

A la par que Nicolás Maduro tomaba posesión, la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó una resolución desconociendo la legitimidad de la segunda presidencia del gobernante izquierdista. Asimismo, Paraguay resolvió romper relaciones diplomáticas.

El canciller venezolano Jorge Arreaza consideró a la resolución de la OEA un “peligroso precedente” para la región y acusó el viernes a Estados Unidos de emprender “prácticas de coerción” para promover una “criminal campaña de agresión” contra Venezuela.

Este jueves también se pronunció Argentina, quien sin romper relaciones, prohibió el ingreso de integrantes de alto nivel del gobierno venezolano, según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Maduro arranca su segundo sexenio en medio de crecientes presiones externas e internas que amenazan con agravar la crisis económica y social dominada por una hiperinflación de siete dígitos y una fuerte recesión.

Con información de AP

Ir a la portada de BLes.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Horas cruciales en Venezuela: El Congreso llamó a un “cabildo abierto” para enfrentar a Nicolás Maduro
Califique esta publicación

Compartir

Video Destacados