BOGOTÁ — Un grupo de migrantes venezolanos saltaron este martes las barricadas instaladas en febrero por el gobierno de Nicolás Maduro en el puente binacional Simón Bolívar, en la frontera de Venezuela y Colombia, debido a que el río Táchira aumentó su cauce por las fuertes lluvias de los últimos días.

Centenares de migrantes venezolanos utilizan caminos de piedras aledaños –localmente llamados “trochas”– para llegar a la ciudad de Cúcuta, al nororiente del país, para comprar alimentos y medicinas.

Le puede interesar: Constituyente venezolana retira inmunidad parlamentaria a Juan Guaidó.

Este mismo martes, algunos incluso se lanzaron sobre los contenedores colocados por el gobierno venezolano en disputa para obstaculizar el paso fronterizo en el puente internacional y lograron romper el piquete de la Guardia Nacional colocado del lado venezolano.

Las autoridades de ambos países ubicados en el sitio se coordinaron para retomar el control de la situación, lo que generó embotellamiento en ambos sentidos del puente mientras las personas pedían cruzar.

Laura Gómez, de 35 años, dijo a la radio local RCN: “nosotros salimos desde muy temprano de San Cristóbal para llegar a Cúcuta en busca de alimentos y pañales para mi niña, pero al llegar a la trocha nos dimos cuenta que era imposible pasar el río Táchira porque se había desbordado, entonces junto con otras personas decidimos arriesgarnos por el puente internacional”.

videoPlayerId=5aac8cd8b

Carlos Ramírez, otro ciudadano venezolano, dijo a esa misma radio que “estamos cansados de hacer largos recorridos y de pagar a los grupos armados para que nos permitan movilizarnos por las trochas ubicadas entre Colombia y Venezuela. Por eso al ver la dificultad de caminar decidimos enfrentarnos a las autoridades y les tocó dejarnos entrar al puente”.

Desde mediados de marzo la guardia venezolana reactivó un corredor humanitario para que estudiantes y personas enfermas tuvieran autorización para movilizarle por los puentes internacionales, pero paralelamente hay centenares de venezolanos que lo hacen por las distintas trochas en busca de bienes en Cúcuta.

El Director General de Migración Colombia, Christian Kruger, señaló al respecto que la decisión de Maduro de bloquear los puentes y restringir el paso de personas provoca que se incentive la irregularidad. “No hay forma de detener a un pueblo que tiene hambre, que está muriendo por falta de medicinas, a un pueblo que agoniza porque el Estado no le proporciona los servicios públicos básicos”.

videoPlayerId=c0e0492f5

Kruger agregó que los migrantes venezolanos que se ven obligados a lanzarse a las trochas para poder cruzar hacia Colombia y de regreso a su país no solo son “víctimas de sobornos por parte de la guardia nacional bolivariana”, sino que exponen su vida en las torrentosas aguas del rio Táchira. “Maduro está jugando con la vida de los venezolanos y esto debe ser rechazado por la comunidad internacional”, aseguró.

El director de Migración Colombia destacó los peligros al que se exponen estas personas a diario, no solo por los contenedores y demás obstáculos que existen sobre los puentes, sino también por el paso de trochas, donde son víctimas de sobornos por parte de la Guardia Nacional y son propensos a las torrentosas aguas del río Táchira.

Según las autoridades colombianas, se encuentran en el país alrededor de 1.2 millones de venezolanos debido a la crisis económica y política que vive su país.

El gobierno venezolano no se ha pronunciado por la situación.

videoPlayerId=b77e19a29

Con información de AP y VOA

Ir a la portada de BLes.

¿Conoce nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbase! 

Video Destacados