En el centro de la Ciudad de México los arqueólogos hallaron una gigantesca caja rectangular de piedra, ubicada en las ruinas del Templo Mayor del antiguo Imperio Azteca, y los ricos objetos simbólicos extraídos de ella permiten suponer que pronto de hallará la gran tumba del Emperador Azteca.

En el gran depósito se encontraron tesoros de sacrificios, incluido un jaguar decorado como guerrero, los restos de un niño vestido como un dios de la guerra, y cuchillos decorados con madreperla y otras piedras, objetos únicos que no se habían encontrado en décadas de excavaciones anteriores, y que hacen esperar que sean parte de la tumba del más poderoso de los emperadores del imperio, según informó Reuters el 25 de marzo.

“Nunca hemos hallado eso y tenemos ahora la enorme expectativa“, dijo el arqueólogo principal, Leonardo López Lujan. “Suponemos conforme vayamos profundizando vamos a seguir encontrando objetos muy ricos”, de acuerdo con el mismo medio.

La tumba del gran Emperador Azteca podría estar a punto de ser descubierta
Algunos de los objetos rituales recien hallados en el Templo Mayor.

“Podrías tener a Ahuitzotl [el último de los grandes gobernantes del imperio que murió en 1502 antes de que los españoles llegaran] en esa caja”, dijo Elizabeth Boone, de la Universidad de Tulane, una especialista en cultura antigua mexicana.

La tumba del gran Emperador Azteca podría estar a punto de ser descubierta
Desde 1978 se han extraído objetos ceremoniales del Templo Mayor.

Hasta ahora los arqueólogos tan solo han desenterrado el 10 por ciento del contenido de la enorme caja hallada en el Templo Mayor, que fue una pirámide de 15 pisos de altura destruida por los conquistadores en 1521, junto con las demás construcciones de Tenochtitlan, la capital azteca.

La tumba del gran Emperador Azteca podría estar a punto de ser descubierta
La ubicación de las ruinas del Templo Mayor, en Ciudad de México.

En el funeral de Ahuitzotl, 200 esclavos fueron seleccionados para acompañarlo al más allá. Lujosamente vestidos y avituallados para el viaje, fueron conducidos hasta el Templo Mayor, donde les arrancaron el corazón y arrojaron sus cuerpos a una pira funeraria. Se dice que sus restos, y los de su amo, fueron enterrados frente al Templo Mayor.

El gran Templo Mayor fue descubierto en 1978, y desde entonces se ha extraído una gran cantidad de objetos simbólicos y rituales.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

Video Destacados