El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó el despido del director del Servicio Secreto de Estados Unidos, un día después de la renuncia de la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

Fuentes que hablaron bajo condición de anonimato, dijeron que la partida se debe a conflictos de personalidad con la agencia y enfatizaron que no tenía nada que ver con la renuncia de Nielsen ni con la detención de una mujer que entró en el club privado del presidente Donald Trump en Florida.

Trump ordenó a su jefe de personal interino Mick Mulvaney que despida al director del Servicio Secreto, Randolph Alles, informó la cadena CNN, citando a múltiples funcionarios de la administración.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentario.

Alles, un exgeneral de la Infantería de Marina nombrado al cargo hace menos de dos años, había sido recomendado por el entonces secretario de despacho de la presidencia, John Kelly.

Randolph Alles
Randolph Alles

Según una fuente no identificada de USA Today, Alles fue informado hace dos semanas de su próximo despido.

The Associated Press informa que también serán despedidos, el director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración, Lee Cissna; la subsecretaria del Departamento de Seguridad Nacional para administración Claire Grady y el director jurídico del Departamento de Seguridad Nacional, John Mitnick.

Según AP, la purga en el DHS, responde a una reorganización total de la política y personal de inmigración dirigida por el principal asesor presidencial para inmigración Stephen Miller. Más despidos podrían anunciarse pronto, indica la agencia noticiosa.

El presidente Trump también rescindió su nominación de Ron Vitiello para jefe del cuerpo policial de la agencia de Inmigración y Aduanas, conocido como ICE, por sus siglas en inglés. El presidente indicó que quería llevar a la agencia en una dirección “más severa”.

A través de Voz de América

Ir a la portada de BLes

Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados