El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró este viernes la “emergencia nacional”, tal como se había adelantado el jueves, ante la “invasión” que estaría sufriendo su país a través de la frontera con México. Con esta medida, el mandatario puede acceder a fondos sin tener que pasar por el Congreso. La decisión podría abrir una dura batalla legal con la oposición.

Durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, el presidente aseguró el país ha estado luchando por años guerras a distancia cuando se debió haber resuelto este problema en el país. Volvió asegurar que los “muros funcionan”.

“Todo el mundo sabe que los muros funcionan”, dijo Trump, agregando que “Estados Unidos está viviendo una invasión de criminales y traficantes de drogas. Voy a firmar una declaración de emergencia, como han hecho otros presidentes antes que yo por cosas menos importantes. Es algo muy importante”.

Le agradeció al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador por su colaboración con las caravanas de migrantes centroamericanos.

La medida llega después que la Cámara de Representantes y el Senado aprobaron un proyecto de ley de seguridad fronteriza el jueves por la noche, que garantiza el financiamiento del gobierno, evitando otro cierre parcial como el que dejó semanas atrás a un cuarto de las agencias gubernamentales sin operar y a cientos de miles de empleados sin salarios durante 35 días.

El proyecto de ley le otorga solo 1.300 millones de dólares para levantar una barrera a lo largo de solo 90 kilómetros de la frontera, una cifra muy por debajo de los 5.700 millones de dólares solicitados por Trump.

El presidente estadounidense dice que quiere parar las caravanas de migrantes centroamericanos, así como el tráfico de drogas y la delincuencia procedente de estos países.

Ha sido una idea fija desde su campaña de 2016 que lo llevó a la Casa Blanca. Sus seguidores más fieles continúan gritando: “¡Construya el muro!”.

Declarar una emergencia nacional le otorga a Trump la autoridad para mover dinero de otra parte del presupuesto federal y usarlo en el muro.

​Ambos líderes que se han opuesto férreamente a los planes de Trump sostienen que el muro sería una salida “ineficaz” contra la inmigración ilegal, al tiempo que lo han catalogado de “inmoral” y “costoso”.

Sara Sanders adelantó los planes de Trump

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, afirmó que “el presidente Trump firmará el proyecto de ley de financiamiento del gobierno y, como lo ha dicho anteriormente, también tomará otras medidas ejecutivas, incluida una emergencia nacional, para garantizar que defendamos la seguridad nacional y detengamos la crisis humanitaria en la frontera”.

También el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, reveló las intenciones de Trump de declarar una emergencia nacional, poco antes de que el Senado aprobara la legislación sobre el presupuesto.

Un asesor del Congreso ha dicho que Trump podría invertir 21.000 millones de dólares en fondos de construcción militar no utilizados para construir un muro. Pero dijo también que el dinero debe usarse en apoyo de las fuerzas armadas y dice que no está claro si la construcción de un muro cumple con esa condición.

A través de Voz de América        

Ir a la portada de BLes

Video Destacados