El presidente estadounidense Donald Trump se reunió ayer en la Casa Blanca con una sobreviviente de un intento de aborto, ahora de 40 años, y con un niño que sobrevivió cuando nació con poco más de 20 semanas de embarazo.

La conferencia de Trump con activistas pro vida llega el jueves después de que el gobernador de Virginia, Ralph Northam, sugiriera que los niños no deseados pueden ser asesinados después del nacimiento y que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, firmara una ley estatal para permitir el aborto hasta el momento del nacimiento.

Melissa Ohden sobrevivió a un intento de aborto en Iowa en 1977 y habló en la Marcha por la Vida en 2018.

“Aunque ese día se hicieron demandas para que me dejaran morir en esa habitación de hospital”, dijo en el evento que se celebró en Washington, “en última instancia, una enfermera me llevó a la UCIN [Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales] porque, en sus palabras, ‘solo seguí jadeando’, y ella no podía simplemente dejarme allí para morir”.

Trump también conoció a Micah Pickering , nacido a las 22 semanas de embarazo, quien se convirtió en una cara del debate del aborto tardío, cuando el Congreso intentó prohibir los abortos después de 20 semanas de embarazo.

Micah Pickering, el niño sobreviviente

La madre, Danielle Pickering, le dijo a The Daily Signal en 2017: “Sobre el tema del aborto tardío … mira a este bebé. Está completamente formado. Sabes, este bebé tiene latido en el corazón, este bebé tiene un cerebro, patea y tiene hipo … y está listo para este mundo”.

Otros grupos pro vida en la reunión incluyeron la Lista de Susan B. Anthony y el Comité Nacional del Derecho a la Vida.

A través de Daily Signal.

Ir a la portada de BLes.com.

Temas: Categorías: América EE.UU

Video Destacados