DETROIT (AP) — Un taxista de origen guatemalteco fue sentenciado el lunes a 16 meses de prisión en Estados Unidos por enviar a desesperados inmigrantes ilegales a través de un peligroso túnel ferroviario internacional que cruza por debajo del río Detroit.

Juan García Giménez lloró y se disculpó en la corte federal de Detroit. Además de la condena en prisión, fue multado con 8.680 dólares, la cantidad que le pagaron las nueve personas que fueron detenidas el año pasado cuando salieron a pie del túnel.

Le puede interesar: El presidente Trump enviaría a los inmigrantes ilegales a las “ciudades santuario

El pasaje subterráneo de 2,5 kilómetros (1,6 millas) es utilizado por trenes de carga que viajan entre Ontario, Canadá y Estados Unidos. La fiscal Susan Fairchild dijo que se trataba de una operación sumamente riesgosa: el túnel apenas tiene un espacio de 43,1 centímetros (17 pulgadas) para caminar.

García Jiménez, de 53 años y quien también tiene nacionalidad canadiense, dejaba a las personas en la entrada del túnel y después se alejaba de la escena a bordo de su automóvil.

Ir a la portada de BLes

Categorías: América

Video Destacados