El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, pidió hoy en Budapest contrarrestar la influencia de Rusia y China en Europa Central y advirtió de que esos países no comparten los principios de libertad.

Pompeo llegó este lunes a Hungría en la primera escala de una gira europea, y en Budapest pretende disuadir al gobierno del primer ministro Viktor Orbán de su aproximación con Rusia.

Durante la jornada, Pompeo mantuvo en Budapest diversas reuniones, incluyendo una con representantes de la sociedad civil, que ven limitado cada vez más su capacidad de operar bajo el gobierno de Orbán.

En declaraciones en la capital eslovaca de Bratislava, Pompeo dijo que China y Rusia constituyen amenazas gemelas a las conquistas democráticas y de mercado libre logradas desde la caída del Muro de Berlín en 1989.

Sostuvo que los países poscomunistas son los más vulnerables a las inversiones depredadoras y la injerencia política china y rusa. Para combatir la amenaza, Estados Unidos se compromete a elevar su presencia en la región mediante acuerdos de cooperación y programas de intercambio.

Sin embargo, añadió, “Rusia no es la única nación que busca erosionar la soberanía y la libertad en Europa”.

Pompeo dijo que habló con las autoridades eslovacas sobre la “necesidad de protegerse de los esfuerzos económicos y de otro tipo de China para crear dependencia y manipular su sistema político”

“Es real, es intencional y tratan de hacer cosas que socavan su soberanía”, dijo.

El ministro de Relaciones Exteriores de Hungría, Péter Szijjártó, habla durante una conferencia de prensa conjunta con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, en Budapest, Hungría.
El ministro de Relaciones Exteriores de Hungría, Péter Szijjártó, habla durante una conferencia de prensa conjunta con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, en Budapest, Hungría.

Elogios a Trump y aliado de Rusia

El Gobierno de Orban ocupa un lugar particular en la estrategia de Washington en Europa: el primer ministro elogia públicamente al presidente Donald Trump, pero al mismo tiempo es el principal aliado de Rusia dentro de la OTAN.

“No podemos dejar que (Vladímir) Putin nos separe de nuestros amigos”, dijo Pompeo ante la prensa tras entrevistarse con su homólogo húngaro, Péter Szijjártó, en alusión a que el Gobierno de Viktor Orbán mantiene una relación estrecha con Moscú.

“Apretón de manos con China significa dependencia”

El representante estadounidense agregó que su Gobierno “ve con preocupación que China está tratando de instalarse en Europa”. “El apretón de manos con China tiene consecuencias y significa dependencia”, advirtió.

Ya entes de la llegada de Pompeo a Hungría, la prensa local había anunciado, citando a fuentes estadounidenses, que el secretario de Estado expresaría sus críticas sobre los planes del gigante chino de comunicaciones Huawei de instalar un centro de logística en el país centroeuropeo.

Pompeo se encontraba en Eslovaquia en la segunda escala de una gira europea que comenzó en Hungría y continuará en Polonia, Bélgica e Islandia.

Fuente DW y AP

Ir a la portada de BLes

Categorías: América EE.UU

Video Destacados